En temporadas específicas del año, como verano e invierno, la temperatura a la que debe estar un lugar (tu casa, tu oficina…) ha de ser limitada a través del aire acondicionado. De lo contrario, es probable que comiencen los problemas de salud para las personas que se encuentren en la sala. Hoy te explicaremos por qué debes limitar la temperatura del aire acondicionado a 25ºC.

¿A qué temperatura hay que poner el aire acondicionado?

Aire acondicionado

Temperatura ideal

Tanto en una vivienda como en un local u oficina, la temperatura óptima del aire acondicionado no debe ser superior a 25ºC. La temperatura ideal del aire acondicionado está entre 20º y 21º durante el día y entre 15º y 17º durante la noche.

Humedad de la habitación

También se deberá tener en cuenta la humedad de la habitación. Esta debe ser de 50% para no provocar problemas de salud. En el caso de ser más elevada, llegando al 80%, puede dar lugar a bacterias y, progresivamente, a enfermedades. Si la humedad es menor a 50%, llegando a 20%, es posible que provoque infecciones en las vías respiratorias.

¿Y la temperatura exterior?

Colocar el aire acondicionado a 25º es más que suficiente para sentirse cómodo en cualquier habitación. Los expertos recomiendan no superar los 12º, a comparación con la temperatura exterior, ya que esto puede generar daños en tu organismo, sobre todo en el sistema respiratorio.

Si llegas a casa con mucho calor, no exageres en la temperatura que le coloques a tu aire acondicionado. El cuerpo humano necesita un tiempo para aclimatarse, por lo tanto, es recomendable centrar la temperatura a 25º, solo así evitarás posibles enfermedades y tendrás la oportunidad de ofrecerle a tu cuerpo la comodidad que necesita en épocas de calor.

Beneficios de la temperatura del aire acondicionado a 25º

Un aire acondicionado en casa, bien mantenido y utilizado, es capaz de ofrecer beneficios como, por ejemplo:

  • Ahorro energético. Gracias a la eficiencia energética con que cuentan la mayoría de aires acondicionados modernos, su uso a 25º resulta un ahorro,ya que no consume gran cantidad de electricidad.
  • Las estufas dejan de ser necesarias. En invierno el aire acondicionado también es un ahorro, pues no será necesario utilizar estufas.
  • Protección del medio ambiente. Si estableces la temperatura del aire acondicionado a 25º, el aparato producirá menos emisiones de CO2, lo que se traduce en beneficios para el medio ambiente.

¿Cómo ahorrar dinero con el aire acondicionado (y sin él)?

Muchas personas se resisten a utilizar el aire acondicionado en sus hogares por el temor que les genera el monto de la factura de la luz. Sin embargo, existen formas de ahorrar dinero con el aire acondicionado, siempre y cuando establezcas latemperatura que te hemos recomendado el día de hoy.

  • Elegir el aire acondicionado adecuado dependiendo de la estancia y las necesidades. Es posible aprovechar la oferta de aire acondicionado que ofrece Endesa, a través de la cual, por menos de un euro al día, se puede contratar el aire acondicionado apropiado para cada casa o local. Además, los clientes de Endesa se beneficiarán de un descuento del 12% en su factura de la luz.
  • Mantener el filtro del aparato en buenas condiciones.
  • Ajustar los grados durante el día y durante la noche. Si no hay nadie en casa, no es necesario dejar el aire acondicionado encendido. De ese modo, además de ahorrar dinero, estarás cuidando el medio ambiente.
  • Durante las noches de verano, a no ser que se trate de una habitación en la que hace mucho calor, no es aconsejable dejar el aire acondicionado encendido.
  • No forzar la temperatura creyendo que será eficaz en menos tiempo.
  • Cerrar las puertas y ventanas de la estancia en la que se está utilizando el aire acondicionado.

Si la temperatura del aire acondicionado a 25º no te parece suficiente para la ola de calor que estás sufriendo, recuerda que hay otras técnicas útiles para refrescarte y no gastar absolutamente nada de dinero. Una de ellas es muy simple: abrir las ventanas por la noche.

¡Abre tus ventanas!

Ventana abierta para ahorrar energía

Para refrescar la casa lo ideal es abrir las ventanas por la noche. Pero, más allá de conseguir un ambiente más cómodo en verano, lo cierto es que es necesario abrir las ventanas de las habitaciones todos los días del año, aunque sea en intervalos cortos de tiempo.

Mientras dormimos en una estancia cerrada consumimos un tanto por ciento del oxígeno que se encuentra en ella. Así, es necesario recuperarlo para evitar la sensación de cansancio. También, abriendo tus ventanas evitarás el crecimiento y proliferación de bacterias y hongos que puedan desarrollarse debido a la humedad y a los productos utilizados para limpiar.

Usa un ventilador de techo

Ventilador de techo

Tanto durante verano como en invierno el ventilador de techo, utilizado desde hace tantos años, resulta un complemento ideal para el aire acondicionado. Cuando hace frío, el ventilador de techo es utilizado para mover el aire caliente que está próximo al techo y, cuando hace calor, ayuda a repartir el aire fresco.

Reduce el uso de electrodomésticos

Cable de electrodoméstico

Los electrodomésticos incrementan el consumo de la factura de la luz y afectan al medio ambiente, por lo que deben ser utilizados de forma correcta. Si estableciendo la temperatura del aire acondicionado a 25º temes por el gasto que puedas observar en tu factura de luz, lo ideal es que reduzcas el uso de electrodomésticos mientras tengas tu AA encendido.

¡Por cierto! No olvides que los aparatos que están enchufados a la corriente eléctrica, aunque no estén siendo utilizados, gastan electricidad.

¿Te animas a poner en práctica estos consejos? Salvar el medio ambiente (y cuidar nuestro bolsillo) es nuestra responsabilidad. Limitando la temperatura del aire acondicionado, buscando alternativas para las temporadas de calor y realizando un correcto mantenimiento del aire acondicionado podrás lograrlo.

Escribe un comentario