El evento se celebrará entre los días 26 y 31 de julio en el Centro Escocés de Exhibiciones y Conferencias e incluirá ponencias, cursos, exhibiciones técnicas y una entrega de premios, entre otras actividades.

Se trata de la primera de una serie de conferencias bianuales organizadas por la Sociedad Electroquímica en Europa, que reunirá a ingenieros y científicos para discutir sobre los avances e innovaciones acerca de materiales para el almacenamiento y la conversión electroquímica de energía.

La feria se centrará en las investigaciones, novedades y avances que se han producido en tres áreas:

– A) Pilas de combustible de óxido sólido (SOFC).

– B) Baterías.

– C) Pilas de combustible de baja temperatura, electrolizadores, baterías de flujo redox.

Las pilas de combustible de óxido sólido (SOFC)

Las pilas de combustible de óxido sólido (SOFC) se basan en la conversión de energía química en eléctrica a partir de una reacción reducción-oxidación donde el electrolito y los electrodos son sólidos. El electrolito más común es una estructura de cristal de óxido de zirconio (YSZ) pero existen otros electrolitos alternativos.

Una de las temáticas protagonistas en la conferencia será la tecnología relacionada con las pilas de combustible con óxido de vanadio, un tipo de pila de combustible de óxido sólido. Mientras que la tecnología SOFC requiere altas temperaturas (cerca de 1000ºC) para trabajar, las pilas de óxido de vanadio pueden funcionar a temperaturas más bajas y requieren de espacios más reducidos.

Originalmente, este tipo de pilas de combustible utilizaban únicamente platino como catalizador para su funcionamiento. Gracias a la incorporación de los óxidos de vanadio en el ánodo, se consigue ampliar el tiempo de funcionamiento de la batería a más de 3 minutos, proporcionando un empuje extra cuando se interrumpe el suministro de combustible. Asimismo, al haber reducido la cantidad de platino empleada, permite abaratar su coste. El platino es unos de los metales más escasos en la Tierra y su extracción hace que sea un material muy caro.

En la feria de Glasgow se presentarán las principales novedades sobre los materiales a emplear con cátodos o ánodos o el desarrollo de las pilas de combustible.

Baterías

Las baterías consisten en dos electrodos sumergidos en un electrolito que almacenan energía eléctrica, determinada por la cantidad de reactivos químicos almacenados en la misma.

Dentro de las baterías, además de las baterías de íon-litio (Li-ion), típicamente empleadas en teléfonos móviles y ordenadores portátiles y, ahora cada vez más, en vehículos eléctricos, se presentarán sistemas de almacenamiento innovadores como el HydraRedox, basado en la tecnología Redox de Vanadio pero con celdas monopolares independientes, y con múltiples aplicaciones para rangos de potencia desde 5kW hasta 50 MW . En Glasgow también se tratarán otras opciones novedosas como pueden ser: las baterías de ión de sodio (Na-Ion), soluciones apróticas de óxido de litio, sulfuros de litio, óxidos de manganeso y otros.

Las pilas de combustible de baja temperatura

Existen varios tipos de pilas de combustible de baja temperatura:

– Las alcalinas o AFC, trabajan a temperaturas de 60 a 80ºC en una disolución alcalina. Deben usar hidrógeno muy puro para no contaminar el electrolito.

– Las de membrana polimérica o PEMFC, trabajan a un rango de temperaturas de 30 a 100ºC con una membrana sólida que evita la corrosión de los componentes. También deben de usar como combustible hidrógeno ultrapuro porque la mayoría utiliza el platino como catalizador, muy sensible a la presencia de CO.

– Las de ácido fosfórico o PAFC, funcionan a temperaturas en torno a los 200ºC y son más flexibles a otro tipo de combustibles como pueden ser gases de síntesis o hidrocarburos.

Las pilas de combustible que trabajan a temperaturas menores a 600ºC tienen una serie de ventajas:

– Menor coste

– Mayor durabilidad y fiabilidad

– Arranque más rápido

Sin embargo, tienen un menor rendimiento que las SOFC y necesitan electrolitos con mayor conductividad.

La feria tratará de encontrar, entre otros, los mejores materiales para las membranas así como los catalizadores y también de modelizar las reacciones red-ox producidas.

Actualmente, existen gran cantidad de proyectos de investigación que tratan de mejorar la eficiencia en términos de coste de los materiales y el rendimiento de este tipo de almacenamiento de energía. Muchos de estos proyectos serán presentados en este evento.

Cientos de profesionales se reunirán para conocer y aportar nuevas ideas sobre estos y otros temas. No pierdas de vista esta feria, ya que promete dar a conocer importantes novedades en el almacenamiento de energía.

Fuente: Electrochem/ Science 2.0/ Elaboración propia / Flickr

Author

Escribe un comentario