En la búsqueda de la eficiencia energética, el IMRI ha creado una fibra flexible piezoeléctrica que aprovecha la energía de forma natural, es decir, el material crea la energía al moverse. Pero lo más novedoso es que a esta fibra se le está incorporando una fibra fotovoltaica-piezoeléctrica que es capaz de aprovechar también la energía solar.

Persona moviéndose para generar energía

Desarrollo de La fibra «piezoeléctrica»

Para el profesor Siores Elías, inventor principal de la fibra híbrida y Director de Investigación de la Universidad, este material «tiene mucho potencial, pues se puede aplicar a todo, incluidos los portátiles y teléfonos móviles. La carcasa del aparato podría ser el cargador y al colocarlo cerca de la luz solar, el viento o la lluvia esta energía eléctrica se almacena«.

Carga de dispositivos electrónicos

Los inventores de esta novedosa fibra intentan revolucionar el mundo de las baterías y, para ello, se está aplicando a dispositivos de baja potencia, tales como mp3, móviles u ordenadores portátiles. De este modo, sólo con movimiento, ser transportado o con la luz del sol, sería suficiente para que tu dispositivo estuviera completamente cargado.

¿Qué otras aplicaciones tiene?

Hasta el momento, este material puede utilizarse para captar energía de vibraciones relativamente pequeñas. A una escala macro, tiene un potencial enorme, pues muchas superficies que están sometidas a presión variable, como carreteras, plataformas de tren o pistas de baile pueden generar energía piezoeléctrica.

Una de sus limitaciones, precisamente, ha sido la rigidez de estas fibras en su aplicación, pero los científicos de Bolton han desarrollado una estructura flexible que se presta a una variedad más amplia de usos.

Posibilidad uso piezoelectricidad en bombillas

El estudio calcula que este material puede generar un vatio de energía por metro cuadrado, teniendo una ventaja añadida: puede generar energía cuando no hay luz solar en un día lluvioso. Además, el siguiente gran reto de este estudio es la aplicación de la fibra para recoger energía de las mareas. Un gran paso si tenemos en cuenta que más del 70% de la superficie de la tierra es agua.

Escribe un comentario