En cualquier instalación eléctrica, ya sea de tipo doméstico o industrial, podemos diferenciar tres clases de energía eléctrica: la energía activa, reactiva y aparente. Su presencia vendrá determinada por el tipo de aparatos eléctricos en uso. Aunque repasaremos el trío de clases mencionado, en este artículo nos enfocaremos en la energía reactiva y sus efectos.

Tipos de energía eléctrica

Energía activa

Motor de lavado

La energ√≠a activa es aquella que se transforma en su totalidad en trabajo ‚Äú√ļtil‚ÄĚ (mec√°nico y/o calor) como, por ejemplo, el calentamiento de las resistencias en los sistemas de calefacci√≥n el√©ctrica y el movimiento de los motores de las m√°quinas de lavado. Esta energ√≠a se mide en KWh.

Energía reactiva

Condensador de ordenador

Se utiliza para la generaci√≥n de campos el√©ctricos y magn√©ticos de determinados receptores, como son los bobinados de motores y condensadores instalados en los ordenadores y equipos electr√≥nicos. Por tanto, no se transforma en ning√ļn tipo de trabajo denominado ‚Äú√ļtil‚ÄĚ. Esta energ√≠a se mide en KVArh.

Energía aparente

La energía aparente

La energía aparente es la energía total de una instalación eléctrica, es decir, la suma resultante de la energía activa y reactiva. Esta energía se mide en KVA.

Efectos de la energía reactiva en las instalaciones eléctricas

La energ√≠a reactiva, al no ser transformada en trabajo ‚Äú√ļtil‚ÄĚ,¬† transita a trav√©s de la red provocando un aumento en la demanda el√©ctrica junto a los siguientes efectos adversos:

  • P√©rdida de potencia ‚Äú√ļtil‚ÄĚ en las instalaciones.
  • Aumento de p√©rdidas de energ√≠a activa.
  • Sobrecalentamientos de los conductores el√©ctricos.
  • Menor rendimiento en los aparatos el√©ctricos conectados.
  • Ca√≠das de tensi√≥n y perturbaciones en la¬†red el√©ctrica.
  • Penalizaciones a los usuarios por parte de las compa√Ī√≠as el√©ctricas.

Con respecto a este √ļltimo punto, los usuarios con¬†potencias contratadas de m√°s de 15 KW tienen la obligaci√≥n de tener instalados contadores de tarificaci√≥n que registren la energ√≠a. Sin embargo, las compa√Ī√≠as el√©ctricas pueden obligar a los usuarios con potencias menores o iguales a 15 KW a instalarlos cuando el consumo de energ√≠a reactiva supere 50% de la activa, seg√ļn Real Decreto 1164/2001.

¬ŅC√≥mo se elimina?

Efectos de la energía reactiva

La eliminación de la energía reactiva se hace a través de la instalación de una batería de condensadores, compensando la energía e los elementos con componentes bobinados como motores o transformadores. Existen tres tipos de compensación de esta energía:

  • Compensaci√≥n individual: a cada aparato el√©ctrico con componentes bobinados se le instala el condensador necesario.
  • Compensaci√≥n conjunta: al conjunto de aparatos el√©ctricos con la misma potencia y mismas horas de funcionamiento se le instala un condensador com√ļn.
  • Compensaci√≥n central: compensaci√≥n de toda la instalaci√≥n a trav√©s de una bater√≠a autom√°tica de condensadores, cuyo funcionamiento se regula autom√°ticamente en funci√≥n de la energ√≠a que estamos estudiando, la cual es necesario compensar en cada momento.

Teniendo en cuenta la informaci√≥n que te hemos compartido el d√≠a de hoy, ¬Ņcrees que est√°s siendo penalizado por excesos de energ√≠a reactiva? Compru√©balo en tu factura de la luz o, en su defecto, comun√≠cate con tu proveedor de servicio.

Escribe un comentario