Con el objetivo de evaluar los efectos de los huracanes sobre los parques eólicos marinos (offshore), este ingeniero creó una simulación por ordenador para evaluar las posibles consecuencias.

Resultados de la simulación

Estas simulaciones mostraron que las turbinas podrían interrumpir el huracán, consiguiendo reducir las velocidades máximas del viento y disminuir el oleaje. La presencia de los aerogeneradores provoca una desaceleración de los vientos externos del huracán que disminuyen la retroalimentación, consiguiendo una reducción de la intensidad de este fenómeno atmosférico.

Además, también han comprobado que este tipo de parque podría resistir, sin sufrir daños, huracanes de categoría 2 y 3.

Posibles aplicaciones

El estudio también hace una valoración de las consecuencias de la instalación de estos parques en aquellas zonas más castigadas por huracanes. Estas construcciones suponen un gasto importante, pero podría sufragarse con la generación energética del propio parque. Además, supone también una reducción importante de las emisiones de GEI.

Es importante subrayar que la reducción de la velocidad de los vientos y del oleaje disminuirá significativamente los daños una vez que el huracán alcance la costa, lo que supone menores costes asociados a la limpieza, a la reconstrucción e incluso un menor riesgo de pérdida de vidas humanas.

Por supuesto, hay que tomarse estas simulaciones con precaución, ya que son modelos generados por ordenador y no existen datos reales de lo que pasaría. En caso de que se tomará la creación de estos parques como medida de mitigación, habría que analizar multitud de variables de cada zona concreta y de las características de cada aerogenerador.

Este estudio es una muestra más de los efectos cruzados que pueden existir y de las consecuencias ocultas, tanto positivas como negativas, que puede tener la actividad de los seres humanos.

Fuentes: Nature / Flickr

Author

Escribe un comentario