España, como ya demostraron los primeros estudios llevados a cabo en los años 70, tiene un gran potencial que puede ser empleado de formas diferentes según la temperatura del agua. Recientes investigaciones confirman este potencial, ya que se ha estimado que el calor almacenado en los primeros diez kilómetros de la superficie peninsular es de 700 GW.

En España, en aquellos puntos donde existe un mayor potencial, podemos encontrar una  gran cantidad de ejemplos de su aprovechamiento:

–       Metro de Madrid. La estación de Metro de Madrid de Pacífico es la primera de la red madrileña que genera su propia energía gracias a un sistema que permite obtener calor y frío. El sistema permite climatizar un total de 1.090 metros cuadrados.

–       Biblioteca de Ciencias de la Universidad de Vigo. La biblioteca ha sido dotada de un sistema en el suelo radiado que emplea energía geotérmica para proporcionar calor en el invierno y frío en el verano a los 980 metros cuadrados distribuidos en tres plantas.

–      Edificio Alexandra (Sabadell). Edificio, formado por 168 viviendas, un centro de servicios y una biblioteca,  construido teniendo en cuenta las buenas prácticas en eficiencia energética, que se caracteriza por disponer de un sistema de climatización por suelo radiante que emplea energía geotérmica.

Sin embargo, no existen ejemplos en el territorio español sobre la utilización de esta energía para la generación de electricidad. Este tipo de aprovechamiento se requiere una temperatura muy alta que solo se alcanza en las Islas Canarias y en el sureste peninsular.

Se espera que este hecho cambie en 2018, cuando una empresa eslovaca instale en Tenerife la primera central eléctrica geotérmica de alta temperatura.

Central eléctrica de alta temperatura

El municipio de Güímar, en la isla de Tenerife, es el lugar elegido para instalar la primera central eléctrica que emplee la energía geotérmica como combustible para generar electricidad que se verterá a la red de distribución convencional.

La instalación se situará en una antigua cantera de explotación de áridos de aproximadamente 5 millones de metros cuadrados, donde existen pozos de hasta 100 metros de profundidad.

La tecnología que se empleará en esta central es HDR (Roca seca caliente), que aprovecha el calor contenido en una formación geológica sin ningún contenido de agua. Para poder extraerlo se crearán depósitos geotérmicos artificiales mediante la perforación de pozos profundos en la roca, por lo que la existencia de pozos en la zona constituye un importante atractivo.

Además, se construirá una estación depuradora de aguas que empleará parte de la electricidad generada consiguiendo agua para la agricultura. Asimismo, el calor también se distribuirá a una planta desalinizadora por evaporación que obtendrá agua potable del agua salada del mar.

¿Es la energía geotérmica una alternativa real para generar electricidad o solo se quedará en una fuente para viviendas e instalaciones del sector terciario o primario?

Fuente: EFE-verde / Europapress /Elaboración propia/ Flickr

Author

Escribe un comentario