Además de estos tres volcanes, en Colombia se han identificado otras zonas potenciales, como el volcán Azufral, al sur del país, o el volcán Nevado de Santa Isabel. Uno de los focos más importantes del país se encuentra en los alrededores del volcán Nevado del Ruiz, situado en la Cordillera Central y considerado uno de los más activos del planeta con sus 5.321 metros de altura. Las fuentes termales y fumarolas de su entorno representan una posibilidad real de obtener grandes cantidades de energía geotérmica.

La Universidad Nacional de Colombia, Ingeominas, Isagen y Colciencias llevan meses explorando los alrededores del volcán Nevado del Ruiz en un ambicioso proyecto que busca aprovechar este valioso recurso natural como fuente renovable y limpia de energía. La fase de exploración incluye la perforación de cinco pozos con profundidades de entre dos y tres kilómetros. Si el proyecto es viable, el siguiente paso sería la construcción de una planta de generación de energía eléctrica,  operada por la compañía Isagen.

El interés que muestra Colombia por la geotérmica, una de las energías renovables menos conocidas, es una buena señal del esfuerzo que está haciendo el país por obtener energía sin deteriorar el medio ambiente y alejarse de los contaminantes combustibles fósiles que tanto dañan nuestro planeta.

Escribe un comentario