Centrales hidroeléctricasEl funcionamiento de las centrales hidroeléctricas consiste en aprovechar la energía potencial de los saltos del agua y convertirla, primero, en energía cinética y luego en energía eléctrica.
Para aprovechar esa energía potencial es necesario que el agua recorra una cierta altura. Esta altura se puede conseguir de manera natural, aprovechando la diferencia de saltos naturales, como cataratas o gargantas naturales. O bien construyendo presas para conseguir una mayor altura del agua procedente de ríos o lagos. La energía hidráulica se considera renovable porque su recurso se renueva, pero su impacto al medio ambiente dependerá del tamaño de estos saltos. Las instalaciones de minihidráulica están recogidas dentro del régimen de las energías renovables según Red Eléctrica de España.

De esta forma, la energía potencial del agua se transforma en energía cinética que fluye (por una tubería si se trata de una presa) hasta llegar a unas turbinas, las cuales entran en movimiento con el agua. Estas turbinas, a través de un generador eléctrico, convierten la energía hidráulica en energía eléctrica. Y esta energía es transportada por las líneas de alta tensión hasta la red general de distribución eléctrica.

En España, según el Avance del Informe de 2011 de Red Eléctrica Española, la producción de energía eléctrica ese año a través de las energías renovables supuso un 33,4 %, de este la minihidráulica representa un 1,84%. Las centrales hidroeléctricas están fuera del régimen especial y representó el 10% del total generado.

En la siguiente tabla se muestran las comunidades autónomas que producen parte de su energía con centrales hidroeléctricas, de mayor a menor producción.

 

ComunidadMWComunidad MWGalicia 492Cantabria 73Cataluña 280 País Vasco 54Aragón253  Madrid44Castilla y León214C.Valenciana31Navarra149La Rioja26Andalucía139Extremadura20Castilla-La Mancha125Murcia14Asturias77Canarias0,5

Las centrales hidroeléctricas cumplen un papel fundamental a la hora de cubrir los picos de demanda energética de la red.

Cuando hay excesos de energía, ésta se utiliza para bombear agua desde un estanque inferior a otro superior y se almacena. De esta forma, cuando hay picos de demanda o escasez de energía se utiliza este agua de reserva para solventar el problema.

El agua es un recurso que no solo es bueno para las plantas o nuestra salud, sino que es una herramienta indispensable para la obtención de energía, ¡no la malgastes!

Fuentes: Twenergy / INSPIRA / Wikipedia / IDAE / Red Eléctrica de España / Flickr

Escribe un comentario