Aparatos solares: calculadora solarDurante las dos últimas décadas han aparecido en el mercado más inventos que, basándose en la misma tecnología de los paneles solares fotovoltaicos, proveen electricidad a pequeños aparatos de nuestra vida diaria. Algunos ya se pueden ver bastante habitualmente, mientras otros todavía no son muy comunes.

Existen, por ejemplo, linternas solares que se cargan cuando el sol brilla mediante paneles solares incorporados y se pueden luego emplear durante la noche.

Otro equipo que trabaja de manera similar es la radio solar: las hay que, para garantizar que podamos seguir escuchando nuestros programas favoritos, aunque se nos haya acabado la batería solar, permiten recargarlas también mediante una manivela.

Hay otros sistemas que funcionan como cargadores de otros equipos convencionales equipados con baterías. Es éste el caso de los cargadores solares para móviles, baterías para ordenadores portátiles, reproductores de mp3, pilas recargables o cámaras.

Además de cargadores solares «tradicionales», han empezado a aparecer prendas como chaquetas, bolsos, mochilas y hasta bañadores que incorporan pequeños paneles fotovoltaicos para cargar diversos aparatos. Estos sistemas son posibles gracias a los nuevos avances de la investigación que permiten fabricar paneles solares delgados y flexibles como una lámina, como alternativa a las más comunes placas solares de silicio.

También es posible emplear calentadores solares para tener agua caliente en sitios remotos: en muchas ocasiones se trata de sistemas muy sencillos, constituidos fundamentalmente por un recipiente negro capaz de absorber el calor del sol, y funcionan gracias al mismo principio de los colectores solares térmicos.

Finalmente existen las cocinas solares que, a través de un sistema de espejos, concentran los rayos del sol y calientan, cocinando así los alimentos sin necesidad de emplear ningún tipo de combustible.

¡Así que ya tenemos la posibilidad de emplear la energía del sol en nuestra vida diaria!

Sin embargo, siempre antes de adquirir uno de estos aparatos, tenemos que pensar si realmente lo necesitamos ya que producirlos, transportarlos y luego gestionarlos cuando sean residuos también consume energía.

Author

Escribe un comentario