La alternativa por la que ha apostado, el gas y el petróleo, no sólo es cara sino que, además, es altamente contaminante. Sin embargo, de las cenizas de Fukushima podría surgir otra opción. Coincidiendo con el anuncio de la parada, se ha sabido que una empresa china, el gigante de los paneles fotovoltaicos Yingli Green Energy, llevará el potencial de las energías renovables a esta desolada región japonesa. A tan sólo 70 kilómetros del epicentro de catástrofe, la multinacional china planea construir una planta solar con la que generará no sólo 10 megavatios de electricidad, es decir, el equivalente para cubrir la demanda de alrededor de 3.000 hogares, sino esperanza para los japoneses que prefieren mirar hacia energías limpias.

Esperanza solar para Fukushima

Con una inversión superior a los 40 millones de euros (4.000 millones de yenes), la nueva planta se levantará en mitad de un campo de golf clausurado tras la crisis nuclear de 2011. Ya está todo previsto para que las obras arranquen el próximo mes de octubre, estimándose que entre en funcionamiento hacia el segundo trimestre del 2013.

El proyecto no sólo se ha concebido como un modo de optar por las energías renovables, sino como un elemento dinamizador de la economía en la región. Para ello, el Gobierno japonés cuenta entre sus incentivos con un sistema de primas a la generación de electricidad solar. No es la única energía renovable con primas, también lo son la energía eólica, mini-hidráulica, de biomasa y geotérmica, muy abundante en Japón dada su origen volcánico.

Resulta paradójico que China cuente con empresas como Yingli, que para este año prevé generar 2.450 megavatios de energía. Por un lado, se trata de uno de los países más contaminantes del mundo, con un consumo voraz de combustibles fósiles como el carbón y, por otro, es líder en energías renovables como la solar. De hecho, uno de los últimos informes de la Agencia Internacional de Energía (AIE) revela que casi el 40% del crecimiento mundial de electricidad en base a energía renovable (hidroelectricidad, eólico, solar…) de aquí a 2017 estará en China, muy por delante de rivales como Estados Unidos, India y Alemania. Un ejemplo de ello es la multinacional.

Fuentes: Twenergy / energias-renovables.com / univision / Flickr

Author

Escribe un comentario