Para empezar, ¿qué es un inversor de potencia? Básicamente es un equipo que «convierte» un flujo de corriente continua proveniente de las células solares en otro de corriente alterna con unas características específicas para su uso en hogares, negocios y automóviles. El problema es que los inversores actuales son demasiado grandes, alcanzando el tamaño de una nevera de picnic.

Conseguir que un inversor de potencia no supere el tamaño de pequeño portátil permitiría un mayor acceso de los hogares a la energía solar y la construcción de redes eléctricas más eficientes y con menores costes energéticos. Desde IEEE, aseguran que “empequeñecer el inversor en las instalaciones solares podría ayudar a crear microrredes de bajo costo en comunidades remotas del mundo, o permitir en los hogares mantener las luces encendidas durante un apagón usando la batería de un coche eléctrico, por ejemplo”.

En términos técnicos, el reto para ingenieros y aficionados a la tecnología es diseñar y construir un inversor solar de 1 kilovatio de potencia mínima con una densidad de potencia de al menos 50 vatios por centímetro cúbico.

La fecha límite para inscribirse en el concurso es el 30 de septiembre de 2014. Google dará a conocer al ganador del gran premio en enero de 2016. Y lo más importante de todo: el ganador ayudará a cambiar el futuro de la electricidad.

Fuentes: littleboxchallenge.com

Escribe un comentario