El kit solar permite crear instalaciones pequeñas para la producción de electricidad, lo que consigue que zonas aisladas de la red puedan llevar a cabo actividades cotidianas como encender la luz.

Este conjunto de componentes que permiten la producción de energía a partir de la radiación solar sin necesidad de conexión a la red eléctrica está formado principalmente por:

  • Paneles fotovoltaicos: reciben la radiación solar y generan corriente continua.
  • Inversor o convertidor: transforma la corriente continua en corriente alterna para que la energía producida sea de utilidad en equipos como los electrodomésticos.
  • Baterías: son los almacenes de la energía. Es decir, acumulan la energía producida por el Sol para que se encuentre disponible cuando se demande su uso.
  • Regulador: evita sobrecargas y permite que las baterías carguen correctamente.

Cuando se piensa en generar energía eléctrica a partir de la radiación solar para autoconsumo, es importante tener en cuenta algunos factores con el fin de elegir el kit solar que más se ajuste a cada situación. Los factores a tener en cuenta son los siguientes:

  • Consumo de energía: se puede estimar mediante la potencia de los equipos eléctricos que existen y el número de horas de uso. Sumando el consumo de todos los equipos se obtiene un valor aproximado de la dimensión del kit solar necesaria.
  • Hábitos de consumo: se debe tener en cuenta si el consumo va a ser permanente o puntual, por ejemplo, un fin de semana.
  • Ubicación de la instalación: dependiendo de la localización geográfica se requiere de mayor o menor cantidad de paneles solares para cubrir la misma demanda de energía. Esto se debe a que el nivel de radiación difiere de manera significativa dependiendo de la ubicación.

Ventajas

Los kits solares permiten generar energía propia a través de un modelo de autoconsumo respetuoso con el medio ambiente, ya que no es necesario construir infraestructuras para que la electricidad llegue a todos los puntos. Además, al emplear electricidad procedente de energía renovable estamos evitando emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

A pesar de que no resulta sencillo cubrir la totalidad de la demanda eléctrica con un kit solar, este equipo presenta ventajas importantes:

  • Instalación sencilla. Ofrece la posibilidad de ampliar la capacidad siempre que se quiera producir más energía, añadiendo nuevas placas fotovoltaicas.
  • Posibilidad de almacenamiento de la electricidad. Las baterías pueden almacenar la energía no consumida que se ha producido a lo largo del día para su posterior utilización.
  • Larga vida útil: Son instalaciones resistentes, ya que soportan condiciones meteorológicas adversas y requieren de poco mantenimiento.

El kit solar tiene beneficios ambientales y lleva la electricidad a aquellos puntos donde no llega la red eléctrica con una instalación relativamente sencilla pero, ¿podría sustituir a las fuentes tradicionales de electricidad?

Fuente: Elaboración propia / Flickr

Escribe un comentario