La energía solar fotovoltaica es, al igual que el resto de energías renovables, inagotable, limpia, respetable con el medio ambiente y contribuye a no tener una dependencia hacia los países productores de combustibles. Sin embargo, el mayor coste de esta tecnología frente a otras no renovables, sigue siendo un inconveniente para su expansión. Por este motivo, el Observatorio Fotovoltaico tiene la intención de, además de hacer un seguimiento a las políticas de apoyo de esta energía, hacer una promoción de la transparencia en los mercados y la armonización de los mismos.

La EPIA crea el Observatorio FotovoltaicoEl Observatorio, presentado en el marco de la 25ª Conferencia y Feria Europeas de Energía Solar Fotovoltaica de Valencia, trabaja en torno a tres recomendaciones. La primera que plantea es la de diseñar modelos sostenibles de apoyo al sector. En este sentido, pone de ejemplo el Feed-in Tariffs, modelo que se refiere a las tarifas especiales o subvenciones que se otorgan a quienes producen energías renovables. Si bien el mismo ha demostrado su capacidad de desarrollar los mercados en muchos países del mundo, estas tarifas definidas para periodos muy largos de tiempo deben ser revisados regularmente para evitar «fenómenos de estancamiento» y responder a la tecnología y costes de la industria fotovoltaica. La segunda se refiere a la racionalización de los procedimientos administrativos, o lo que es lo mismo, acelerar los correspondientes permisos que se necesitan para la construcción, legalización y puesta en marcha de las instalaciones fotovoltaicas. Mientras que la tercera, se centra en la mejora de los procesos de conexión a red.

Las mayores limitaciones existentes de esta tecnología siguen siendo el coste global de la instalación fotovoltaica, así como el tímido apoyo político que se ofrece para competir con las energías convencionales. Para acabar con esta barreras, el presidente de EPIA, Ingmar Wilhelm, afirma que el observatorio es «un instrumento esencial para mostrar a los políticos europeos responsables de la toma de decisiones cuáles han sido los modelos de apoyo exitosos». En el próximo estudio se quiere añadir un análisis de políticas relativas al resto del mundo.

Expansión

No obstante, EPIA presentó este año un informe sobre mercados FV hasta el 2014, en donde se estimaba que el crecimiento del 2009 fue el mayor experimentado por esta tecnología, teniendo en cuenta la crisis financiera. Según EPIA, el año pasado Alemania continuó siendo el mayor mercado fotovoltaico del mundo, seguido de Italia, Japón y Estados Unidos. A la vista de este crecimiento constante, el informe de EPIA estima que la potencia acumulada se incrementará al menos en un 40% en 2010.

Fuente: Elaboración propia /epia /ciemat /canalclima /energias-renovables / flickr

Escribe un comentario