Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Biodigestor casero: transformar los desechos en energía limpia para tu hogar

El objetivo de un biodigestor es llevar a cabo el proceso en que naturalmente las bacterias del lodo convierten la materia orgánica en biogás y fertilizante. Y aunque lo común es encontrar biodigestores para uso industrial, es posible fabricar uno casero para necesidades puntuales.

El biogás es el gas producido desde materia orgánica a través de su biodegradación anaeróbica (en ausencia de aire). Este proceso se realiza en contenedores llamados “Biodigestores” y pueden clasificarse en “Discontinuos”, “Semi-continuos” y “de Mezcla Continua”. El objetivo de un biodigestor es llevar a cabo el proceso en que naturalmente las bacterias del lodo convierten la materia orgánica en biogás y fertilizante. Su uso es muy extendido en aquellos lugares donde el acceso a la energía es limitado o en aquellos donde se produce gran cantidad de desechos orgánicos como plantaciones de caña o ciudades. Y aunque lo común es encontrar biodigestores para uso industrial, es posible fabricar uno casero para nuestras necesidades puntuales. Debemos subrayar que puede ser peligroso y debes estar asesorado por profesionales si te animas a fabricar uno.

El biogás es formado en la naturaleza cuando sustancias orgánicas bajo el suelo son procesados por bacterias a través de una digestión anaeróbica. Esto suele suceder en  pantanos y por eso son llamados “gas de los pantanos”. Los restos y residuos que resultan de la ganadería y la agricultura suelen usarse para la producción de biogás o abono.  De igual forma, los desechos orgánicos de un hogar pueden servir para producir biogás que podría ser usado en calefacción o en la cocina por ejemplo. 

Es relevante decidir cuáles son los objetivos de uso del biogás que queremos producir para decidir por qué tipo nos decantaremos. Los biodigestores discontinuos son aquellos en los que se cierra completamente el contenedor una vez cargada la materia orgánica y no permite añadir o quitar material hasta que el proceso finaliza. Hay que esperar a que termine para extraer todo el biogás de golpe. Los semi-continuos admiten una carga diaria relativamente pequeña respecto al contenido total y permiten la generación y extracción de biogás de forma regular. Y los de mezcla continua donde se añade regularmente material reciente con la mezcla total. En el caso de hogares la recomendación es que se use un biodigestor semi-continuo.

Un biodigestor casero es una herramienta accesible ya que el coste de inversión requerido es bajo, es fácil de usar, y su mantenimiento no es muy riguroso aunque deben tomarse las debidas precauciones de seguridad. 

La construcción de un biodigestor se realiza con 1 bidón de plástico (del tamaño deseado aunque se recomienda que mínimo sea de 120 litros) como elemento central. El resto de piezas son tubos, válvulas, adaptadores y mangueras. La mayoría de los materiales necesarios se encuentran en ferreterías comunes. La idea es crear 2 orificios laterales y 2 superiores al bidón. En el lateral se conectará una válvula en la parte inferior para la salida del material ya procesado. En el orificio lateral medio se coloca mecanismo de tubos para la salida del exceso de fluidos. En la parte superior del bidón va la entrada de material orgánico y la salida del biogás.

El proceso inicia al colocar el desecho orgánico diluido en agua en el contenedor de plástico. Los desechos orgánicos se descomponen en biogás y minerales al no estar en contacto con oxígeno. El resultado es el biogás y sustancias fertilizantes que pueden usarse en el jardín. Lo ideal es que el sistema se alimente a diario con desechos orgánicos y agua. Si se cuida de manera adecuada el biodigestor puede alcanzar un tiempo de vida de aproximadamente 6 años. 

El biogás es apto para uso como combustible en aplicaciones en cocinas, calefacción o iluminación, entre otras. Tener un biodigestor es una sensacional alternativa para aquellas comunidades con problemas de acceso a energía por razones de logística o de economía.  Además de reutilizar los desechos orgánicos que se convertirían en basura se obtiene energía y se ahorra en consumo energético de fuentes más contaminantes. Sin lugar a dudas una opción para ayudar al planeta, aunque como hemos mencionado se deben tomar todas las medidas de seguridad relevantes para evitar accidentes.

¿Qué te ha parecido el artículo «Biodigestor casero: transformar los desechos en energía limpia para tu hogar»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

12 Comentarios
Big original movil sony 051

Pienso que un árticulo sin imájenes se queda incompleto.......
Big

necseito ver para creer ;-p
Big

tendre que estudiarlo
Big

Interesante información
Big

muy interesante tener el biodigestor casero para transformar los residuos orgánicos en energía , pero como se fabrica nos pueden enseñar a fabricarlo, no lo pueden mostrar en un vídeo y como hacerlo de una manera segura , gracias por ayudar a descontaminar el planeta
Big 10647245 4993863181670 2877579716605789134 n

Seria bueno que se ilustre con gráficos para que quede bien entendida...

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018