Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

De tetrapak de leche a techo de escuela mexicana

A través de un proceso de reciclaje de tetrabrics, la empresa mexicana Verdeks obtiene celulosa, con la que después se fabrica papel y láminas de polialuminio, usada en sectores como la construcción o el transporte. Un paso más por un futuro más limpio.

Sólo un 8% de las 180,000 toneladas de envases tipo tetrapak o tetrabric que se consumen en México cada año se recicla. La empresa mexicana Verdek propone una solución a este problema ambiental en su planta de San Martín de las Pirámides, donde a través de un  proceso de reciclaje de tetrabrics, se obtiene celulosa, con la que después se fabrica papel y láminas de polialuminio, que se usan para la construcción y reforma de edificios.

Muy cerca de Teotihuacán, en el Estado de México, la planta de Verdek recicla cada mes 400 toneladas de envases multicapa post-consumo tipo tetrapak, generando una tonelada de celulosa blanca y 350 kilos de polialuminio cada dos horas.

Además de rápido, el proceso de reciclaje ha demostrado ser más sustentable...

  •  porque usa materia prima reciclada,
  •  porque reutiliza agua previamente usada,
  •  porque el material generado tras la separación de la extracción de la celulosa (llamado   pulper) para su posterior transformación se seca al aire libre, por lo que se reduce el consumo energético.

Los materiales obtenidos después del proceso de transformación son celulosa compactada en bloques y láminas de polialuminio reciclado. Los bloques de celulosa compactada se destinan a empresas papeleras, que fabrican principalmente papel tissue (sanitario).  

Tras la separación de la celulosa, lo que queda son restos de plástico y aluminio que deben secarse al aire libre y triturarse para que el material resultante sea más uniforme y para facilitar su aglomeración posterior. Con esa molienda se rellena el autoclave y, a través de un proceso de termoformado (horneado a presión), se obtienen láminas de diferente grosor y forma. Los usos de estas láminas  impermeables, acústicas, ligeras e irrompibles son variados:

  •  Para construcción e interiorismo, para hacer cubiertas de techos, pisos, cimbra y muros divisorios.
  •  Para hacer baños con biodigestor.
  •  Para la fabricación de cajas de transporte.

A partir de estas láminas y otros materiales reciclados, en Verdek han diseñado un módulo de edificación sustentable autoconstruible de 36 metros cuadrados para hacer viviendas, escuelas, centros de salud y centros comunitarios a bajo costo. La empresa ya ha construido varias escuelas en el Estado de México, en Puebla, en Tabasco, en Morelos y en Chiapas, a un costo de unos 220,000 pesos (11.500 € aprox.).

Teniendo en cuenta que el cartón de doble fondo de los envases tipo tetrapak tarda hasta 300 años en biodegradarse, Verdek plantea un modelo de negocio sustentable que además contribuye a mitigar un problema con consecuencias nefastas para el medio ambiente.

Fuentes: Verdek / Tetrapak

  • Tetrapak
  • Tetrapak
  • Tetrapak

¿Qué te ha parecido el artículo «De tetrapak de leche a techo de escuela mexicana»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018