Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

“EcoLadrillos”, una alternativa mexicana para la construcción sustentable

Dos estudiantes mexicanos han desarrollado un material alternativo para la construcción: ladrillos ecológicos. Con una estructura inspirada en el tradicional juego de LEGO, y elaborados de forma ecológica y respetuosa con el medio ambiente, los “EcoLadrillos” prometen ser un gran avance para el desarrollo de la arquitectura sustentable en México.

Los mexicanos, Aldo Castillo Parra y Blanca Muradas Cedillo, estudiantes de la Maestría en la Universidad Tecnológica de México (UNITEC), han creado un material alternativo de construcción: los ladrillos ecológicos. Compuestos de “tepetate”, un tipo de suelo volcánico con alto contenido de arcilla, utilizan un sistema modular inspirado en el tradicional juego de LEGO en formato macho y hembra. Su diseño facilita el encaje entre ellas y permite reducir la cantidad de mortero necesario para su adhesión hasta en un 80%. Su uso en la construcción permite aumentar la velocidad de trabajo, reducir costes y desarrollar viviendas sustentables. El proyecto se desarrolló en la incubadora de Empresas de la UNITEC bajo el nombre de “EcoLadrillos México” y ganó el primer premio en el “Global James McGuire Business Plan Competition 2013”, un concurso internacional para emprendedores con sede en Orlando (Florida).

Los ecoladrillos se obtienen mezclando cemento ecológico con “tepetate”, un material con cualidades térmicas y aislantes, muy abundante en México. Primero, la mezcla se compacta en una prensa hidráulica en piezas de 6 toneladas cada una. Tras ello, se realiza un proceso de curado alternativo, que sustituye los antiguos hornos de cocción, por un sistema que emplea agua de lluvia y energía solar para hidratar los ladrillos. Este método es mucho menos contaminante, ya que desaparecen las emisiones de CO2 enviadas a la atmósfera por los hornos convencionales, y a la vez se producen ladrillos de calidad, compactos y resistentes, que cumplen las bases del Reglamento de Construcción del Distrito Federal (RCDF).

Una de las características más interesantes de los “EcoLadrillos” es su estructura inspirada en el juego de piezas LEGO. Su peculiar forma hace que sean muy fáciles de manipular, por lo que la velocidad de construcción y de modificación de las estructuras es mucho más rápida. Además, poseen dos orificios en su interior, que pueden ser aprovechados para introducir los cables del sistema eléctrico, teléfono, Internet, e incluso las tuberías de las viviendas. De esta manera se evita tener que raspar o romper las paredes para su instalación.

La idea original fue de Aldo Castillo, licenciado en Arquitectura por la Universidad Tecnológica de México (UNITEC). Su objetivo era encontrar un material de construcción sostenible que facilitase la edificación de Eco Casas en México, y ayudase a reducir los niveles de contaminación. La idea la llevó a cabo cuando conoció a Blanca Muradas, licenciada en Diseño Gráfico también por la UNITEC. Ambos trabajaron en su desarrollo y, tras año y medio de investigaciones, lanzaron el proyecto. Gracias al apoyo de la incubadora y al trabajo de los dos investigadores, “Eco Ladrillos México” fue seleccionado para participar en el concurso “Global James Mcguire Business Plan Competition 2013” en Orlando (Florida), organizado por la red Laureate International Universities. Tras competir con universidades de todo el mundo, los mexicanos alcanzaron el primer premio y recibieron una subvención de 50.000 dólares para emprender su propuesta de negocio. Fue tal el éxito del producto que a partir de enero de 2014 se comenzó a comercializar a gran escala a través de la nueva empresa con sede en Querétaro.

El uso de los “EcoLadrillos” supone importantes ventajas, como un impacto en el medio ambiente mucho menor, al emplear durante su elaboración sistemas naturales como energía solar o agua de lluvia. Además, al eliminar el desperdicio de cemento, cal o arena, se consigue un ahorro en costes de construcción de hasta un 30%. También permiten una mejor climatización de los interiores, con el consiguiente recorte en gasto de calefacción o aire acondicionado. Esto último constituye un gran avance frente a materiales tradicionales como el ladrillo rojo, más contaminante, y que además no cumple con los estándares de calidad impuestos por el RCDF.

Con estas ventajas, no es de extrañar que este material fuera seleccionado para la construcción de edificios como el Hotel Mirage en Tlahuac, un bloque de 7 niveles y 54 departamentos en La Viga y Viaducto (México D.F.), obra del arquitecto Cristian Arellano, o las primeras viviendas realizadas 100% con “EcoLadrillos”, en el Fraccionamiento Residencial El Refugio, en Querétaro.

El propósito de estos mexicanos es que los “EcoLadrillos” se destinen a la construcción de viviendas totalmente sustentables. Por ello, tienen planeado presentar el producto al Gobierno de la Ciudad de México, para que el Instituto de Vivienda del Distrito Federal (INVI), comience a utilizarlo en la construcción de casas de interés social. El objetivo final es que, poco a poco, puedan formar parte de la cultura arquitectónica de México. En ocasiones, las respuestas a nuestros interrogantes están delante de nuestros ojos, en nuestra vida diaria, o incluso en nuestros juegos de infancia. Los “EcoLadrillos” son un claro ejemplo de cómo diseño y arquitectura pueden y deben trabajar juntos para encontrar soluciones prácticas, sencillas y creativas.

 

Fuentes: UNITEC

¿Qué te ha parecido el artículo «“EcoLadrillos”, una alternativa mexicana para la construcción sustentable»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

2 Comentarios
Big photo jvhvm

Felicitaciones. Es un proyecto sorprendente. Lástima que las entidades que rigen la construcción en México, sobre todo para viviendas, no permitan el uso de nuevos productos, tanto ecológicos como sustentables. Los programas de vivienda social (ampliación o construcción), no permiten utilizar estas nuevas alternativas. Hace algunos años, investigadores del Instituto Politécnico Nacional descubrieron un polímero ecológico que al mezclarlo con arena, arcilla y otro conglomerado, y agua resultó un producto fantástico para la construcción, al que llamaron adobecreto o adocreto, con características muy interesantes, que además de ahorrar costos en la construcción, era totalmente ecológico, térmico, resistente y económico. También hicieron pruebas para aplicarlo en carreteras y caminos revestidos y la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT) en México, hizo las pruebas necesarias comprobando su resistencia, utilidad y beneficio, pues logran la permeabilidad para reabastecer los mantos freáticos. Lamentablemente, las políticas institucionales, hicieron que este producto no prosperara, y está a la espera de nuevas opotunidades. de aplicación. En otra ocasión asistí a SEDESOL, cuando aún manejaba el programa de vivienda, para proponer su utilización, negándose rotundamente, pues de acuerdo a sus Reglas de Operación, deben utilizarse productos "tradicionales", que son los autorizados. Saludos y busquemos nuevas oportunidades y productos.
Big

JOSE VICTOR HUGO VAZQUEZ MATAMOROS

como se consigen y cuanto cuestan yo quiero hacer una cisterna

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018