Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

El liderazgo mexicano en Geotermia

México ocupa el cuarto lugar mundial en producción de electricidad a partir de energía geotérmica. La mayoría de los campos geotérmicos que se aprovechan para generar electricidad se asocian a estructuras volcánicas antiguas. La gran actividad tectónica y volcánica del territorio mexicano ofrece sin duda una oportunidad única para una transición hacia fuentes renovables capaces de satisfacer las necesidades energéticas del país.

El territorio mexicano tiene un gran potencial geotérmico por la intensa actividad tectónica y volcánica que se da en algunas áreas del norte y el centro de la República. Especialmente productivos en cuanto a electricidad geotérmica generada resultan estados como Baja California, Baja California Sur, Michoacán o Puebla.

La geotermia produce en México entre 5,619 y 6,728 GWh anuales, lo que supone casi el cinco por ciento de la generación eléctrica total. Las posibilidades de la geotermia son sin embargo mucho mayores. Se han detectado ya al menos 20 zonas geotérmicas que tendrían un potencial interesante para su explotación.

Cabe destacar la actividad del campo del Cerro Prieto en el valle de Mexicali, Baja California, que alberga la planta geotérmica más grande de México y una de las más grandes en el mundo. La planta de Cerro Prieto, que toma su nombre del volcán del que se alimenta, aporta casi la mitad de la energía eléctrica que se consume en toda la península de Baja California y además exporta electricidad a Estados Unidos.

La falta de inversión e infraestructura para la exploración de los pozos está frenando el desarrollo de la geotermia en México. Sin ser una de las energías limpias más costosas puesto que no requiere construcción de represas o tanques de almacenamiento de combustibles, los inversionistas entienden que hay un elevado riesgo en la aportación del capital necesario para iniciar la exploración del terreno, porque normalmente se desconoce el tamaño del recurso hasta que no se realizan las perforaciones de los pozos. Además hay que considerar que una planta geotérmica tarda hasta 6 años desde que comienza la exploración hasta que se genera electricidad.

Una legislación clara unida a la simplificación de los trámites de regularización de los pozos y a una política de incentivos animaría a los inversores privados y aceleraría la generación de electricidad a través de plantas geotérmicas en México, rebajando así la dependencia de los combustibles fósiles. Objetivo que todos los gobiernos debieran buscar.

Fuente: Estudio de la Energía Geotérmica en México. Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica (CEMIE-Geo). Asociación Geotérmica Mexicana, AC.

¿Qué te ha parecido el artículo «El liderazgo mexicano en Geotermia»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018