Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Los ecosistemas de México: tesoros nacionales

David Bollero

La diversidad biológica de México es ampliamente reconocida a nivel internacional, particularmente por la cantidad de especies endémicas que en ella habitan. Esta riqueza y complejidad también se aprecian en los espacios geográficos y ecológicos en que habitan estas especies: sus ecosistemas.

México es considerado por el Centro de Monitoreo de la Conservación Ambiental de Naiones Unidas, UNEP-WCMC, el cuarto país entre los diez más ricos del mundo en especies animales y vegetales. Una de las condiciones que más destacan de esta biodiversidad es que del 30% al 50% de esas especies son endémicas, como el oso hormiguero (Tamandua mexicana) , el armadillo de cola desnuda (Cabassous centralis), o el teporingo (Romerolagus diazi), entre otros.  Y es que México es un país privilegiado en recursos naturales, resultado en gran medida de la diversidad de ecosistemas existentes en el país.

Se conoce como ecosistema al conjunto de especies determinadas que viven e interactúan  en un hábitat determinado.  En el proceso ecosistémico se llevan a cabo la depredación, el parasitismo, la competición y la simbiosis,  actividades que en conjunto ayudan a mantener el equilibrio. El botánico polaco naturalizado mexicano, Jerzy Rzedowski,  escribió en 1971 “Vegetación de México”, una investigación botánica basada en los tipos de vegetación existentes en México, características fisiográficas, fisonómicas y de suelo y clima.  

En esta obra identifica los siguientes ecosistemas del país:
 
Bosque de coníferas  o Bosque templado
México contiene el 50% de las especies de pinos del mundo y cerca de 200 especies diferentes de encinos. El clima varía entre templado y frío. Este ecosistema constituye un 20% del territorio mexicano, se presenta en  mayor grado en zonas montañosas como el sur de Baja California, a lo largo de las Sierras Madre Occidental y Oriental, en el eje Neovolcánico, la Sierra Norte de Oaxaca y el Sur de Chiapas. 

Bosque espinoso
Se distribuye a lo largo del 5% de la superficie del país. Mayormente compuesto de árboles espinosos, de ahí su nombre.  En este ecosistema se da el mezquite, el quisache, el tintal o especies endémicas de flora y fauna. Ranas, salamandras, quetzales, pavones y colibríes cola blanca son algunos de sus habitantes. Comprende  de Sonora hasta la parte meridional de Sinaloa. Del lado del Golfo de México ocupa amplias superficies de la Planicie Costera Nororiental, incluyendo partes de San Luis Potosí y de Veracruz. 

Bosque tropical caducifolio o Selva baja
Este tipo de ambiente se encuentra desde el suroeste de Chihuahua hasta Chiapas. Una de las  características más sobresalientes, son los colores que adquiere con el cambio de estaciones, con la sequía se aprecia gris y desolado en contraste con la espesura verde  del período de lluvias. Por esto recibe su nombre debido a la caducidad de sus hojas o follaje.

Bosque tropical perennifolio o Selva alta
Va desde la región de la Huasteca, en el sureste de San Luis Potosí, norte de Hidalgo y de Veracruz, hasta Campeche y Quintana Roo. Se caracteriza por no perder su color verde, debido a que las especies vegetales que ahí habitan nunca cambian sus hojas. La flora de especies endémicas propias de este ecosistema son caoba, chicle, cuerillo, frijolillo, mamey, zapote, etc.

Bosque tropical subcaducifolio o Selva mediana
 Se distribuye en la vertiente del Pacífico de México, y de manera irregular desde el sur de Sonora y suroeste de Chihuahua hasta Chiapas. En las selvas secas viven alrededor de 6,000 especies de plantas y árboles como la parota, guanacaste y  cedro rojo. Cerca del l 40% de las especies que habitan en este ecosistema son endémicas y tienen la capacidad de adaptarse a las sequías.

Matorral Xerófilo
 Ecosistema ubicado principalmente en el norte del país, de Baja California a Tamaulipas. Debido a las condiciones climatológicas áridas, no se puede dar la agricultura ni la ganadería intensivas. Habitado principalmente por familias y géneros muy adaptados a la sequía, como leguminosas, cactos, agaves, o pastos, entre otras.  

Pastizal
Los pastizales naturales se encuentran en regiones semiáridas y de clima templado frío. Ocupa aproximadamente el  6% del territorio nacional. La mayoría de los pastizales se utilizan para la cría de ganado bovino y equino. Los árboles o arbustos se encuentran cerca de los ríos o arroyos.

Vegetación acuática y subacuática o Humedales
Estos ecosistemas se aprecian en las delimitaciones costeras. Un ejemplo de estos ecosistemas son  el tular y el carrizal, que tienen plantas de 1 a 3 metros de altura, con hojas angostas y sin órganos foliares. 
 
No cabe duda de la gran riqueza de México. Una riqueza que conlleva una gran responsabilidad. La responsabilidad de conservar esta gran biodiversidad para las actuales y futuras generaciones.  Es relevante que instituciones públicas y privadas se unan en un compromiso por proteger y preservar el medio ambiente.


Fuente:  Biodiversidad | Laurent de Walick

¿Qué te ha parecido el artículo «Los ecosistemas de México: tesoros nacionales»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2017