En el pasado, en Argentina se impulsó el uso de iluminación eficiente a través del programa ELI (Efficient Lighting Initiative). Se trata de un programa que se orientó a fomentar la instalación lámparas, luminarias y equipos auxiliares (balastos) que contribuyan a una iluminación más eficiente y que fue administrado por la Corporación Financiera Internacional (International Finance Corporation – IFC), que pertenece al Grupo Banco Mundial. La iniciativa fue financiada por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (Global Environment Facility – GEF).

La certificación también jugó un papel relevante en esta estrategia sustentable y, así, se desarrollaron unas normas ELI de eficiencia para los aparatos de iluminación. Todos los productos certificados con este sello de calidad sirvieron de base para el desarrollo de Especificaciones de Compra para distintos tipos de instalaciones de iluminación. El objetivo fue garantizar la rentabilidad de las inversiones teniendo en cuenta tanto la eficiencia como los costos de los componentes.

EDESUR participó en esta iniciativa y ha seguido impulsando las tecnologías de iluminación eficiente. Recientemente desarrolló un seminario de eficiencia en alumbrado público y su compromiso con la eficiencia de la iluminación viene de lejos, cuando todavía más del 80% de las lámparas instaladas en los hogares eran incandescentes y menos de la mitad de la población conocía los beneficios de la iluminación eficiente.

Fuentes: CEADS | Ecopuerto | Flickr

Author

Escribe un comentario