Hoy queremos hablar de los hoteles, un sector gigantesco a nivel internacional cuya concienciación es fundamental. Hasta ahora, a lo más que llegaban algunos hoteleros era a instalar placas solares o pedir a sus clientes que no echaran a lavar las toallas a diario. Todas esas medidas están muy bien, por supuesto, pero son insuficientes.

Por eso hay que tener en cuenta este tema desde el principio, desde la misma construcción del hotel. Arquitectura y sostenibilidad forman un tandem perfecto para hacer un hotel ya que, por ejemplo, un buen diseño puede aprovechar mucho mejor la luz natural y así evitar tener que utilizar la luz eléctrica durante la mayor parte del día.

Más allá de lo que decidan los hoteleros y diseñadores, está claro que una vez más nosotros (los turistas) tenemos un papel fundamental para fomentar el uso de las energías alternativas en este sector. Por eso, queremos animarte a elegir hoteles que reciclen sus aguas, que cultiven sus propios alimentos o que donen parte de sus alimentos a proyectos solidarios.

Hoteles, como éste de Costa Rica, en el que a pesar de no contar con un gran presupuesto, aprovechan hasta la última gota de agua para regar tanto la huerta como las zonas verdes del hotel.

Foto: Wikimedia

Author

Escribe un comentario