Los autos eléctricos con paneles solares fotovoltaicos convierten la energía solar en electricidad y alimentan una batería. Esta batería almacenará la energía que pondrá en funcionamiento el vehículo.

Funcionamiento de los coches solares

Los coches solares diseñados hasta ahora habían sido prototipos desarrollados por universidades y organizaciones dedicadas a la investigación. No habían logrado pasar de la fase de experimentación, aunque sí fueron utilizados en carreras solares.

La evolución de la tecnología fotovoltaica, con paneles solares mucho más eficientes, ha permitido franquear la principal barrera que los había hecho inviables hasta ahora, consiguiendo alcanzar velocidades de 120 km/h en vehículos de cinco plazas.

Además, las baterías de los últimos diseños no están pensadas para tener un funcionamiento completamente solar. En caso de necesidad, pueden recargarse en un punto de carga como el que usa un coche eléctrico, de forma que la energía del sol permite extender el rango.

coche solar

Ventajas de los coches solares

Es de sobra conocido que los combustibles fósiles, como el petróleo necesario para alimentar los coches utilizados hasta hoy en día, tenían los días contados. Extraerlos resulta cada vez más caro y contaminante.

Los coches solares permiten utilizar un recurso energético inagotable como es el sol, sin producir emisiones de ningún tipo, lo que contribuye a la mejora de la calidad del aire de las ciudades. Además, el extraer la energía del sol, asegura que la electricidad que está empleando el vehículo sea cien por cien renovable, cosa que no ocurre en los coches eléctricos actualmente.

Además, los coches solares tienen todas las ventajas de los vehículos eléctricos.

coches solares

Coches solares en el mercado

Cuatro prototipos de coche solar de Hanergy Holding Group (Solar R, Solar O, Solar A, y Solar L.) iban a salir al mercado recientemente, pero tuvieron problemas con la normativa de algunos países y la financiación del proyecto. Partiendo de la misma idea, hoy en día trabajan en conjunto con varios fabricantes de coches para instalar paneles solares en los capós, que generen energía para cubrir el consumo de los aires acondicionados y otras funcionalidades eléctricas.

Por otro lado, Sono Sion, el primer coche solar que finalmente logrará ser viable en el mercado, está diseñado por una startup con un modelo bastante atractivo. Su precio de venta no superará los 16.000 euros, sin incluir los cuatro mil euros que costaría la batería.

Se trata de un monovolumen solar con 7,5 metros de área fotovoltaica, formada por 330 celdas solares.

Tan solo con las células solares que tiene instaladas puede alcanzar una potencia de 68 CV y una distancia de 30 km, pero al poder ser recargable desde un punto de carga, su autonomía aumenta hasta los 250 km.

Otra particularidad de este coche eléctrico es que está provisto de un cargador bidireccional con el que se puede utilizar la energía acumulada en la batería, tanto para recargar el coche como para alimentar los consumos en una vivienda o la batería de otro vehículo.

Aunque no estará a la venta previsiblemente hasta 2019, ya es posible realizar reservas por 500 euros. El proyecto está siendo financiado de forma colectiva. Para asegurar su viabilidad financiera, no comenzarán a fabricar los primeros modelos hasta que no consigan llegar a los cinco mil pedidos.

Además de ser un vehículo que no emite gases a la atmósfera y alimentado por fuentes renovables, este coche solar promueve el carsharing. De hecho, está diseñado para que el dueño pueda alquilarlo cuando no lo esté utilizando. Está perfectamente adaptado al futuro, pues así será la movilidad en pocos años: compartida, eléctrica y sostenible.

El coche solar no viene a competir con el coche eléctrico. Todo lo contrario; el coche solar se integrará como un elemento más de la movilidad sostenible para cubrir todas las necesidades.

Escribe un comentario