Son cada vez más los que se deciden a usar la bicicleta en las ciudades ya que se trata de una forma económica, saludable y sostenible de desplazarse. Además te permite evitar los atascos, y las esperas en el transporte público, por no hablar de que puede ser agradable por zonas poco transitadas. Entonces, ¿por qué no utilizar la bicicleta para otro tipo de necesidades?

En España se envían millones de envíos al año (sólo Correos envía unos 5.000). Muchos de estos se hacen dentro de las propias ciudades, por lo que algunos colectivos de amantes del ciclismo han decidido crear asociaciones para distribuir los paquetes de forma sostenible en sus bicicletas.

Las ventajas del reparto en bicicleta son obvias. Se reducen los costes de inversión, explotación y mantenimiento, ya que son muy inferiores si las comparamos con el transporte tradicional. No se produce ningún tipo de contaminación a través de la emisión de gases a la atmósfera. Y además, como los envíos no dependen del tráfico las entregas son mucho más rápidas.

Una de las cooperativas más veteranas en ofrecer este tipo de servicios es Trébol Ecomensajeros que empezó su andadura en Madrid en 1996. Y después de este,  han ido surgiendo proyectos,  también ecológicos, económicos y sociales, en otras ciudades de España. En Murcia, por ejemplo, Bici Post ha fabricado sus propios remolques para llevar los paquetes de forma segura y rápida. En Granada, Vigo, Córdoba o Barcelona también se ofrecen servicios parecidos.

Como se puede observar, se trata de un servicio cada vez más extendido en las grandes ciudades ya que ofrece gran cantidad de beneficios para los los repartidores, los usuarios y el medio ambiente.

Fuentes: Trebol | Imensajeros | Mensajería en Bicicleta | Bici post Murcia

 

Escribe un comentario