Con este eslogan, la edición de este año abarca cómo la movilidad inteligente fortalece nuestra economía. Por ejemplo, el uso del metro, del tren o del autobús ayuda a crear empleo. Un dato: las empresas de transporte público emplean a unos dos millones de europeos y aportan hasta 150.000 millones de euros anuales a la economía de la UE. La bicicleta también pone su granito de arena: el sector de las dos ruedas emplea ya a 650.000 personas a tiempo completo.

La movilidad inteligente es además más sana: mejora la calidad del aire y estimula la actividad física, lo que transformado en cifras, supondría a la UE más de 80.000 millones de euros de ahorro en sanidad. De esta forma, los viandantes, ciclistas y usuarios del transporte público ayudan de forma significativa a la economía local con sus hábitos, al mismo tiempo que mejoran su calidad de vida y el futuro de las ciudades.

En este contexto, las ciudades del País Vasco junto a otros municipios españoles promueven la Semana europea de la movilidad sostenible con actividades lúdicas para animar a los ciudadanos a olvidarse definitivamente del coche privado y apostar por la movilidad sostenible. El Día sin coche, paseos guiados en bici (en inglés), concursos literarios y de cortos que promuevan los desplazamientos ecológicos, charlas con consejos y marchas de todo tipo son sólo algunos ejemplos. ¿Te unes a la movilidad inteligente?

Fuentes: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Escribe un comentario