Londres contará muy pronto con autopistas para bicicletas que cruzarán la ciudad de Norte a Sur y de Este a Oeste. Así lo ha confirmado recientemente su alcalde, después de entender que la popularización de la bici es un asunto que puede beneficiar a los ciudadanos en ámbitos que van desde reducir los atascos en las carreteras, a impedir la masificación del transporte público, así como en la reducción del índice de contaminación (por ejemplo, Oxford Street fue considerada la calle más contaminante del mundo el verano pasado).

Los resultados de la consulta ciudadana sobre la iniciativa de crear un carril bici que cruce el mismo centro de Londres (más de 21.500 personas fueron consultadas) demostraron que existe un gran número de ciudadanos a favor (en concreto el 84%). Así pues, Boris Johnson, actual alcalde de Londres, afirmó: “Hemos hecho uno de los mayores ejercicios de consulta en la historia de Londres. Hemos escuchado, y ahora es momento de actuar.”

No faltan tampoco los opositores, entre los que se encuentran la Asociación de Conductores de Taxi con Licencia (LTDA siglas en inglés) y el gran centro de negocios Canary Wharf Group, quienes han presentado una queja por la creación de la llamada “Super-autopista” para bicis (cycle superhighways en inglés), e incluso no descartan pedir un revisión judicial de la decisión.

Este tipo de proyectos ya existen en ciudades como Bristol o Brighton, sin embargo, un carril especial de 29 kilómetros que lleve directamente al centro de Londres es jugar en otra liga. Esta autopista para bicicletas puede darle un aspecto más agradable a la ciudad, más humano, civilizado, relajado y con encanto, ya que cualquier persona (de cualquier edad o en cualquier circunstancia) podría circular sin peligro alguno.

Este mes la Junta de Transporte de Londres decidirá si aprueba esta iniciativa. En caso de que esto ocurra, lo que no está nada claro ya que entre los miembros del consejo se encuentran Peter Anderson del Grupo Canary Wharf y Bob Oddy del LTDA, los primeros trabajos comenzarían en marzo. 

Fuente: Treehuger / Guardian / London Evening Standard / Dailymail / BBC / Flick

Escribe un comentario