¡No te pierdas los casos de éxito más destacables sobre turismo sostenible aquí!

Las bombas hidráulicas son unos equipos que permiten impulsar líquidos de un punto a otro para un determinado servicio. En un hotel pueden existir infinidad de lugares en los que se necesiten, así, por ejemplo: el bombeo del Agua Caliente Sanitaria (ACS) desde la sala de calderas hasta las diferentes habitaciones del hotel o el bombeo de agua de la red de climatización.

Las posibles opciones de cambio en este tipo de equipos están orientadas a mejorar:
•    La eficiencia de los motores,
•    La eficiencia de los sistemas hidráulicos,
•    La electrónica de la bomba o los variadores de frecuencia, que permiten a la bomba funcionar solamente cuando exista una demanda y permanecer en stand-by cuando no se necesite.

Actualmente, se está iniciando un concepto innovador basado en unir la eficiencia de las bombas con el renting. Esto supone que, en caso de realizar la sustitución, el retorno es inmediato, ya que el ahorro energético que se consigue al mes está pagando la cuota de renting de la bomba.

La actualización de la tecnología de bombeo en el Hotel twentytú (Barcelona)

El hotel twentytú es un establecimiento de tamaño medio que destaca por su preocupación por la eficiencia energética y por ser el primer hotel en haber obtenido el certificado de eficiencia energética de clasificación A.

Muestra de su compromiso con el ahorro y la eficiencia energética son las diferentes medidas que han llevado a cabo para mejorarlos, entre las que destacan la rehabilitación de la envolvente térmica y la sustitución de las bombas hidráulicas antiguas por otras de tecnologías más modernas.

En relación con esta última mejora, la empresa Bombas Grundfos, líder mundial en la fabricación de bombas hidráulicas, realizó un estudio comparativo del consumo energético de la tecnología existente en el hotel y del posible consumo de un escenario en el que se hubieran instalado bombas con variadores de frecuencia.

Finalmente, se instaló la nueva tecnología con variadores de frecuencia en las bombas de las líneas de clima, calefacción y ACS, ya que el estudio realizado concluyó ahorros de 3.000 o 4.000 € anuales con un periodo de retorno de 2 a 3 años.
Las bombas hidráulicas con tecnologías obsoletas están presentes en la mayoría de los hoteles, por lo que su renovación supone un gran potencial de ahorro en el sector hotelero.

Fuente: Elaboración propia / Grundfos 

Escribe un comentario