Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Rayos de sol que producen frío: una heladera alimentada con energía solar

David Bollero

¿El sol convertido en heladera? Aunque parezca imposible, eso es en el fondo lo que ha conseguido un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS). Ya habíamos visto antes cocinas solares, pero ¿heladeras? Eso mismo es lo que han desarrollado estos científicos y, además, con un objetivo más que loable: ayudar a las comunidades rurales.

Heladera alimentada con energía solarCuando arrancó el proyecto en 2003, el objetivo era poder llevar la energía eléctrica a todas esas comunidades aisladas a las que no llega. Ahora y tres años después del primer prototipo, la heladera solar ya será utilizada por una comunidad de productores de leche de cabra de La Batea, un poblado del Noroeste de Córdoba.

Se trata de un proyecto en colaboración con el Instituto de Investigación y desarrollo tecnológico para la Pequeña Agricultura Familiar (IPAF), la Región Pampeana del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Asociación de Productores del Noroeste de Córdoba (APENOC). Para finales de año, podrían ser ya dos las heladeras puestas en funcionamiento.

El prototipo está formado por tres componentes principales. Por un lado, un colector solar parabólico situado en la parte superior, cuyos tubos de hierro con carbón impregnado con metanol en su interior se exponen al sol. Al calentarse, el metanol se evapora y llega al segundo de los componentes, el condensador, donde vuelve a su estado líquido. Ya en la noche, con la temperatura del colector baja, el carbón vuelve a absorber el metanol y éste se evapora en la cámara fría (tercera parte), haciendo bajar la temperatura y produciendo hielo.

Tres partes componen el prototipo: un colector, un condensador y una cámara fría.

Los prototipos construidos hasta ahora son capaces de generar hasta 400 gramos de hielo, aunque se prevé que el construido para La Batea, con capacidad para 50 litros de agua, consiga alcanzar 1 kilo y 200 gramos de hielo por día.

La heladera solar funciona las 24 horas del día, produciendo frío cuando cae el sol. Es el adiós a los compuestos clorofluorocarbonados que utilizan las heladeras convencionales y que son responsables del adelgazamiento de la capa de ozono. Eficiencia energética máxima, puesto que no contiene ninguna parte móvil ni eléctrica, que, si bien no nace para competir con una heladera convencional si cubrirá su ausencia allí donde éstas no llegan.

Fuentes: UNGS | Argentina Investiga | Telesur | Nuestro clima

¿Qué te ha parecido el artículo «Rayos de sol que producen frío: una heladera alimentada con energía solar»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018