El Reglamento General de Circulación se centra más en el uso de la bicicleta en vías interurbanas aunque también describe algunos aspectos a tener en cuenta que se pueden dar en vías urbanas como es el de la precaución que deben de tener los conductores de vehículos a motor, especialmente con las bicicletas, al abrir las puertas de sus vehículos.

También señala que las bicicletas deberán de estar provistas de elementos reflectantes homologados y que, en los casos en los que las circunstancias meteorológicas lo hagan necesario, el conductor deberá llevar colocada alguna prenda reflectante para que se les pueda distinguir en vía interurbana. En la ordenanza municipal  del Ayuntamiento de Madrid, por otro lado, pide el tener que llevar, en esos casos, luz de posición delantera y trasera y catadióptrico trasero, que se puede llevar en los radios de las ruedas o en los pedales.

Es, como vemos, en las ordenanzas municipales de Movilidad donde van a venir especificadas las normas de cada ciudad. En estas ordenanzas se especificará cómo deben de circular las bicicletas en esa ciudad. En el caso de Madrid y otros muchos, por haberse visto sus ventajas en cuanto a seguridad, las bicicletas circularán ocupando la parte central del carril y tomando el carril de la derecha, a no ser que se vaya a realizar un giro hacia la izquierda. Cuando se vaya a adelantar a un ciclista se deberá hacer extremando la precaución y cambiando de carril de circulación.

La prohibición de la circulación por la acera es común para ambas legislaciones, aunque la ley presenta algunas excepciones siempre que adapten la velocidad a la del peatón.

¿Uso obligatorio del casco?

Actualmente el casco solo es obligatorio en vías interurbanas y no lo es en ámbito urbano.

A finales de Julio, el Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró que están renovando el Reglamento General de Circulación, en el que quieren introducir la obligatoriedad, en todo caso, del casco para la circulación con bicicleta.

Esto ha llevado a la mesa estatal de la bicicleta a reunirse en el Congreso de los Diputados con parlamentarios de PP, PSOE e Izquierda Plural para transmitirles las razones de su rechazo.

Estos grupos que forman la mesa de la bicicleta no están en contra del uso del casco sino de su obligatoriedad. Ellos comentan que en los países donde se introdujo esta normativa no se redujeron los muertos por bicicleta. La experiencia ha demostrado, que el número de usuarios de la bicicleta disminuye e indirectamente empeoran las condiciones de seguridad para el ciclista. Lo que ellos defienden es que cuantos más usuarios de bicicleta mayor seguridad habrá, puesto que el conductor del vehículo motorizado se acostumbra a circular en torno a bicicletas y lo hace con mayor precaución.

Declaran también que para la seguridad del ciclista existen medidas que sí reducirían la accidentalidad, como son la temperación del tráfico o la creación de carriles específicos bien diseñados.

Y, además ¿Qué pasará con los sistemas de bicicletas públicas que tanto éxito tuvieron en muchas ciudades? ¿Se les prestarán cascos a la vez que la bicicleta?

Fuentes: TwenergyFederación Europea de Ciclistas / El País / Oficina de la bici (Ayuntamiento Madrid) / Flickr

Escribe un comentario