Desde entonces, STS Rosario ha puesto en marcha hasta cuatro proyectos diferentes, aunque todos ellos comparten un mismo fin: articular todas estas fuentes de conocimiento para, en primer lugar, informar a la sociedad para ayudar a la concienciación en materia medioambiental. A través de esta transferencia de conocimiento será posible generar un espacio abierto a la participación ciudadana, de estudiantes y profesionales y, en segundo término, incubar emprendimientos tecnológicos. Todo ello encaminado a dar respuesta a los problemas medioambientales mediante la utilización de tecnologías sustentables que minimicen su impacto en el entorno.

La iniciativa se encuentra culminando la segunda de sus etapas, la de consolidación, a través de la cual se fomenta la incorporación formal a procesos municipales y a las políticas de estado, así como el establecimiento de alianzas estratégicas. Un buen ejemplo de este tipo de iniciativas es la de “Rosario bicifriendly”, con la que se promueve el uso de las bicicletas como medio de transporte sustentable. Para ello y a través del presupuesto participativo se extiende la construcción de más bicisendas.

Y es que la bicicleta ocupa un lugar protagonista en la estrategia energética de la ONG. En este sentido, la propuesta “Recital a Pedal” persigue la sensibilización ciudadana con una gigantesca máquina con la que se genera energía limpia mediante el pedaleo de bicis fijas. Otro de los proyectos de concientización es el de los calefones solares que aprovechan la radiación solar y el efecto invernadero para calentar agua almacenándola en un tanque aislado térmicamente, construido con botellas PET, Tetrapacks y Sachets.

STS Rosario está a punto de encarar su etapa número 3, la de ramificación que se extenderá por lapso de 5 años y con la que no sólo espera alcanzar ya una Rosario sustentable sino, además, replicar la experiencia a otras ciudades. Proyectos como el “Carpooling”, otra de las iniciativas puestas en marcha, son muy fáciles de clonar en otros municipios: con ayuda de las redes sociales como Facebook, las personas comparten sus viajes interurbanos para poder viajar en el mismo auto, con lo que al tiempo que se ahorran unos pesos en nafta, gas y mantenimiento, contribuye a reducir las emisiones de CO2

Fuentes: Twenergy / STS Rosario / sustentator.com / Slideshare / La Capital / Flickr

Escribe un comentario