Papá NoelCiertamente, son días complicados si piensas ir de shopping, con miles de personas apremiadas porque Papá Noel o los Reyes Magos les traigan su regalo soñado. Siguiendo mi conciencia eco-responsable y eficiente me atrevo en este primer post en Twenergy a abordar uno de los regalos ya habituales desde hace unos pocos años: las cafeteras de capsulas.

Un regalo divino, vestido con un marketing increíble de famosos de Hollywood, gente guapa que toma café, … que provoca la ‘necesidad’ de poseer esa cafetera de diseño, tamaño mínimo y exquisito brebaje caliente. Y qué hay de la eficiencia energética en estas cafeteras?

Hace unos años la Comisión Europea decidió estudiar estos nuevos electrodomésticos por su impacto en la demanda eléctrica –en su momento argumentaron que el consumo estimado de las cafeteras eléctricas en toda Europa fue de 17.000.000.000 kilovatios hora al año-, y el informe lo realizó Bio Intelligence Service en 300 páginas.

Ya sean cafeteras de filtro, las expreso -versión semi o automática-, como las famosas minicafeteras de cápsulas,… en total se venden cerca de 18 millones de unidades en toda la UE, y cada una consume entre 113 y 195 kilovatios hora anuales. El mayor consumo de estos electrodomésticos es cuando se encuentra el aparato en posición de espera o “stand by”, manteniendo el agua caliente para que la disponibilidad del café sea inmediata.

Las marcas líderes que fabrican las cafeteras eléctricas ya han introducido eco-mejoras en sus diseños. Es el caso de modelos donde la desconexión automática sucede tras apenas 9 minutos de inactividad, ahorrando hasta un 40 por ciento del consumo energético.

Puede ser el mejor regalo para un cafeadicto, y si te mueve una actitud sostenible y responsable, la elección de una cafetera eléctrica que además sea la más eficiente servirá para esbozar dos sonrisas: una la del ser querido, otra la del Medio Ambiente que nos lo agradecerá (y una sonrisa extra si depositáis las capsulas ya usadas en el contenedor amarillo).

Escribe un comentario