Un grupo multidisciplinario de investigadores mexicanos, liderados por la Dra. Carmen Sánchez, investigadora adscrita al Centro de Investigación de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), descubrió la capacidad de un hongo para degradar los ftalatos en el plástico. En tan sólo 60 horas, el hongo “Fusarium Culmorum” puede realizar el proceso completamente. El estudio se titula: “Degradación de plastificantes empleando hongos filamentosos”, y están involucrados investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). 

Los ftalatos son plastificantes usados como aditivos para añadir flexibilidad al plástico. Son empleados para que el cloruro de vinilo (PVC) se convierta de un plástico duro a uno flexible. Su uso más común es en objetos de uso diario como cables, tubos o botellas. Sin embargo, el aditivo representa un problema grave para el medio ambiente y tarda en degradarse entre 100 y 1.000 años dependiendo de su composición.

La investigación se enfoca en un hongo fitopatógeno llamado “Fusarium Culmorun”. Esta especie produce “cutinasas”, que son enzimas aptas para degradar los plastificantes. El hongo puede encontrarse en plantas, infectándolas al producir dichas enzimas. Esto se debe a que la producción de enzimas tiene como consecuencia que la cutina de la pared de la planta sea degradada. Los investigadores encontraron el hongo tomando muestras de una empresa recicladora de papel.

El proyecto se encuentra en la primera etapa y ya ha sido publicado por la revista Science of the Total Environment en Octubre de 2016. La segunda fase, que comenzará en 2017, buscará analizar en detalle la producción de esta enzima a gran escala a través de técnicas biotecnológicas para descubrir su viabilidad operativa. Los resultados del estudio representan un logro para el sector de investigación en México y un avance para el cuidado del medio ambiente por medio de la ciencia. Es urgente encontrar soluciones para la cantidad de basura de plástico que existe en el planeta. La capacidad para utilizar un descubrimiento así en el día a día es el siguiente gran reto a resolver.

Fuentes: Elaboración propia/ Conacyt México 

Recomendación musical: La célula que explota- Caifanes 

Escribe un comentario