No podemos prescindir de ellas, ya que siempre es necesario llevar crema solar cuando vayamos a la playa, la piscina o la montaña, pero también es inevitable no saber qué hacer con esos frascos mediados o casi vacíos de protector solar que llevan guardados en un cajón desde el pasado septiembre. Sin embargo, a pesar de que su caducidad se haya rebasado y su factor de protección ultravioleta haya disminuido, todavía cuentan con varios usos caseros que merece la pena conocer.

Es complicado calcular de forma adecuada cuánta crema solar comprar cada temporada para evitar que sobre de un verano para el siguiente, y más si vuestra familia incluye niños pequeños o pieles de distintas sensibilidades al efecto del sol. La mayoría de los protectores solares pueden aguantar varios años, dependiendo de lo que el fabricante especifique en su etiquetado, aunque una vez abiertas, la mayoría de cremas solares recortan su vida útil hasta los seis o doce meses.

Pasada esta fecha y desaparecidos los efectos de protección ultravioleta, la composición de las cremas solares permite un nuevo uso, principalmente aprovechando las propiedades hidratantes de sus componentes. Éste es el segundo uso más importante de las cremas solares, ya que permiten cuidar de las pieles sensibles en cualquier época del año, especialmente para aquellas personas que cuenten con una dermis más propensa a la sequedad.

Pero no terminan ahí los usos desconocidos de las cremas solares caducadas, ya que, si les añadimos un factor árido, pueden convertirse fácilmente en cremas exfoliantes. Para ello, sólo hay que mezclar nuestra crema caducada con elementos presentes en cualquier hogar, como azúcar o sal, para que el resultado cuente con las propiedades abrasivas suficientes que permitan la retirada de la piel muerta y dejen respirar a la epidermis.

En caso de que emplear cremas solares caducadas en tu piel no te convenza, también existen otros usos domésticos en los que emplear las sobras de la temporada playera pasada. Como ya hemos dicho, los protectores solares cuentan con elementos hidratantes que también serán de utilidad para limpiar y revitalizar elementos de cuero o de piel animal tratada, como sofás, bolsos o calzado, que lucirán un brillo aún más intenso con unas pasadas de crema solar caducada.

Author

Escribe un comentario