El reciclaje es una actividad que ha registrado grandes progresos en los últimos años en España. La instalación de contenedores en las calles de las poblaciones españolas facilita la separación de residuos en función de su tipología: cartón en el contenedor azul, envases en el amarillo, vidrio en el verde y el resto en el gris. Aunque en cada comunidad autónoma esta gestión puede ser algo diferente.

En cambio, la gestión de algunos residuos especiales, bien por resultar peligrosos o bien por requerir de un tratamiento especial, como pueden ser los aceites vegetales, los tubos fluorescentes o los ordenadores, se realiza a través de los puntos limpios. La accesibilidad a los puntos limpios no es la misma que la de los contenedores situados a pie de calle, debido a que normalmente se localizan en las afueras de los núcleos urbanos. La consecuencia es una disminución de la eficacia del sistema, debido a la incomodidad que supone para los usuarios transportar los residuos hasta la periferia de las ciudades. Para solventar esta limitación, cada vez son más las iniciativas que tienen como objetivo acercar estos puntos limpios a los ciudadanos.

Centros comerciales

Con el objetivo de concienciar y fomentar el reciclaje de residuos entre los ciudadanos, se pusieron en marcha campañas en centros comerciales de la Comunidad Autónoma de Madrid para incentivar el reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Para ello, se realizaron campañas de concienciación a través de acciones de formación y participación en sorteos de aparatos electrónicos.

En la actualidad, en Cataluña se está llevando a cabo una experiencia piloto en centros comerciales que consiste en la instalación de contenedores que disponen de tres compartimentos, en función de los tres tipos de materiales para reciclar: residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de pequeño tamaño, bombillas de bajo consumo y fluorescentes, y pilas y acumuladores portátiles. En el futuro, esta práctica pretende hacerse extensible a otras zonas de España.

Otras iniciativas

Existen otras iniciativas que permiten facilitar el acceso de los usuarios a los puntos limpios:

– Puntos limpios móviles: vehículos itinerantes especialmente diseñados para realizar funciones  de recogida de ciertos residuos a particulares y así facilitar su valoración o eliminación posterior.

– Instalación de nuevos recipientes: presencia cada vez más frecuente de recipientes destinados al reciclaje de residuos como aceites o pilas, ubicados en lugares en los que ya hay otro tipo de contenedores.

– Retirada de enseres e inmuebles: los Ayuntamientos ofrecen la posibilidad de retirar los enseres e inmuebles de las viviendas que lo soliciten, un servicio muy útil para mudanzas,  que además evita el desplazamiento de los usuarios a los puntos limpios.

Estas iniciativas podrían ser aplicadas en todas las provincias de España debido a sus importantes ventajas:

– Facilita el acceso de los usuarios a los puntos limpios

– Aumenta la eficiencia en la gestión del reciclaje y promueve la participación de los usuarios

– Incentiva la concienciación medioambiental de la sociedad

El éxito de propuestas como la instalación de contenedores de reciclaje en centros comerciales depende de su acogida entre los ciudadanos. ¿Creéis que esta iniciativa tendrá una buena aceptación social y servirá de punto de partida para nuevas propuestas?

Fuentes: energética21 / www.madrid.es/ Wikimmedia commons

Escribe un comentario