DomóticaSegún la ultima edición de la Guía Práctica de la Energía del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, la energía que consumen las familias se acerca al 30% del consumo energético total en España, siendo el 18% exclusivamente procedente de la vivienda.

La domótica nos puede ayudar a reducir el consumo energético en cada hogar. Pero antes debemos entender qué es este concepto que nos parece tan lejano.

Según la Asociación Española de Domótica (CEDOM) se trata de un conjunto de soluciones que, mediante el uso de las técnicas y tecnologías disponibles (electricidad, electrónica, informática, robótica, telecomunicaciones…), logra una mejor utilización, gestión, control y automatización de todos los aspectos relacionados con la vivienda.

Las principales funciones desempeñadas por los sistemas e instalaciones domóticas son:

1. Confort
2. Gestión Energética
3. Seguridad
4. Comunicaciones
5. Asistencia sanitaria

¿Y cómo nos ayudan este tipo de instalaciones a reducir el consumo energético?

La domótica gestiona elementos de control que contribuyen al ahorro de agua, electricidad y combustibles notándose sus efectos tanto en el aspecto económico (menos coste), como en el ecológico (menos consumo de energía).

Mediante la monitorización de los consumos, el usuario final conoce el gasto energético de su hogar y de esta manera puede modificar sus hábitos e incrementar su ahorro y eficiencia. Además los sistemas domóticos nos permiten actuar sobre la instalación para controlar y automatizar los sistemas de iluminación, climatización, agua caliente sanitaria, riego e incluso, el funcionamiento de los electrodomésticos y el movimiento de persianas.

En los últimos años se ha simplificado en gran medida su uso hasta tal punto que las instalaciones se pueden manejar desde una consola portátil, el mando de la televisión o el teléfono móvil.

La CEDOM, en colaboración con el IDAE ha elaborado la guía: «Cómo ahorrar energía instalando domótica en su vivienda. Gane en confort y seguridad». En ella se pueden encontrar detalles de cómo con un sistema domótico podemos ahorrar hasta un 26% de energía de una vivienda. Se ofrecen soluciones a medida, de acuerdo con las necesidades de cada hogar y con el modo de vida de los usuarios. Existen diferentes niveles (1, básico; 2, intermedio y 3, excelente). El nivel domótico de una instalación dependerá de la cuantía de los dispositivos existentes y las aplicaciones domóticas cubiertas por dichas instalaciones. Descubre la tabla de niveles y apúntate a la domótica.

Fuentes: Twenergy / Consumer / IDAE / Flickr

Escribe un comentario