Los radiadores de calor azul presentan características diferentes a las de los radiadores eléctricos tradicionales. Ambos equipos son realmente útiles en épocas de frío, como el invierno. Sin embargo, ¿en qué se diferencian y cuáles son las características de este tipo de radiador?

¿Cómo funcionan los radiadores de calor azul?

Radiador

El funcionamiento de este tipo de radiador es parecido al de un secador o al de una estufa eléctrica, basado en el efecto Joule. Existe una resistencia que calienta un fluido presente en su interior (en este caso, el aceite) y que, a su vez, se encarga de calentar la carcasa exterior proporcionando calor a las estancias donde se ubica el radiador azul.

Características de los radiadores de calor azul

Estructura de radiador

Entonces, ¿cuáles son sus principales características? A continuación las enumeramos:

  1. Su composición es con una estructura exterior de aluminio
  2. Posee una pantalla azul digitalizada
  3. Durante su funcionamiento hace uso de un fluido interno que transmite calor, como es el aceite.

Ventajas de este tipo de radiador

Programación del radiador de calor azul

Entre las ventajas más importantes que encontramos en los radiadores de calor azul, frente a los radiadores tradicionales, podemos destacar:

  • Generan una temperatura homogénea, emitiendo calor en todas las direcciones.
  • Poseen un fluido interno que se caracteriza por ser de gran inercia térmica, por lo tanto, necesita menos energía para dar el mismo calor que los radiadores eléctricos tradicionales.
  • Son de fácil instalación, ya que su estructura de aluminio posee un sistema de fijación a la pared.
  • Su diseño es innovador y proporciona mayor vida útil al producto.
  • Pueden programarse de forma individual con la temperatura deseada.
  • Cuentan con sistemas de seguridad que, en caso de posible incendio, limitan la emisión de calor hasta que la situación vuelva a la normalidad.

¿Y sus desventajas?

Persona revisando facturas

En contraposición, estos radiadores también cuentan con ciertas desventajas que deberás tener en cuenta si deseas adquirir uno para tu hogar u oficina. Estas son:

  • La relación existente entre la energía en forma de calor que aporta un radiador y la energía que consume es de 100%, mientras que el de las bombas de calor es de 360%.
  • El coste de energía eléctrica, a través de la producción de calor, es mayor; lo que supone más gastos.

¿Por qué deberías comprarlo?

Si el sistema que se quiere utilizar para mantener la temperatura del hogar es la producción de calor o frío a través de electricidad, ya sea porque no se quiera instalar butano o propano, porque una vivienda no dispone de toma de gas o porque no hay espacio para instalar un depósito de gasóleo o silo de pellets, se debe considerar la instalación de bomba de calor o los radiadores de calor azul.

En este caso, la rentabilidad de una u otra alternativa radica en el grado de utilidad que se le proporciona al sistema elegido, ya que los radiadores de calor azul requieren de unos costes de instalación inferiores a los de las bombas de calor pero, en cambio, estas proporcionan consumos energéticos menores derivados de su mayor rendimiento.

Por tanto, los radiadores de calor azul presentan una serie de particularidades, con unas ventajas y desventajas que requieren de un análisis previo para su instalación. ¿Crees que la utilización de radiadores de calor azul puede ser rentable?

Write A Comment

Guardar en Pinterest