La Navidad es época de descanso, reuniones en familia, celebraciones, reflexiones y mucho más. Sin embargo, también es una fecha en la que nuestros gastos incrementan e incluso las facturas de los servicios en nuestro hogar se ven afectadas. Si quieres aprender a reducir el gasto energético en Navidad, continúa leyendo y descubre algunos consejos.

Las Navidades son una época en la que se cometen ciertos excesos con la excusa de las fiestas… Gastamos en comida, bebida, regalos y también en energía. El gasto energético es de los más importantes en esta época, motivo por el que debemos aprender a cuidarlo.

Aspectos como la iluminación y la climatización de tu hogar son aspectos que a los que debemos prestar especial atención durante las fiestas. A través de estos pequeños detalles podremos mejorar el planeta y, además, ayudar a nuestro bolsillo.

La iluminación LED: la estrella para reducir el gasto energético en Navidad

Reducir el gasto energético en Navidad

Si eres de las personas que decoran sus hogares con luces y otros objetos decorativos de Navidad, queremos invitarte a conocer los beneficios de la iluminación LED, una tecnología que, aunque puede resultar algo más costosa, te ayudará a reducir el gasto energético en Navidad de forma eficiente.

El bajo consumo energético de las bombillas LED y su larga vida útil las convierten en la opción más inteligente para estas fechas. Además de la iluminación regular de las estancias de la casa, la tecnología LED también viene al rescate en Navidades.

Los adornos luminosos con los que se ambientan las casas y calles de las ciudades son más eficientes si son LED. ¡Pero eso no es todo! Las luces del árbol de Navidad, los renos luminosos de las ventanas o cualquier otra pieza de iluminación navideña también pueden encontrarse en su versión ecológica.

Utilizar luces LED te permitirá reducir el gasto energético en Navidad, aprovechando eficientemente la energía empleada en la iluminación de tus adornos. Sin embargo, no es la única consideración a tomar en cuenta en materia de luz.

El tiempo de uso diario de esta iluminación también determinará nuestro consumo energético. Encender las luces navideñas durante menos horas al día, apagarlas siempre antes de dormir, no dejarlas encendidas si no hay nadie en casa, dividir la iluminación navideña por fases y usarlas alternativamente, son algunas pautas a seguir

Si buscas una opción aún más ecológica con la que puedas reducir el gasto energético en Navidad, una excelente opción para complementar la iluminación en esta época es a partir del uso de velas decorativas. Con hermosos diseños y colores, estos pequeños objetos luminosos crearán un ambiente acogedor en tus habitaciones, sin generar gastos adicionales.

Decora tu casa con adornos navideños ecológicos

adornos navideños reciclados

Además de la iluminación, es frecuente decorar nuestras casas con infinidad de motivos y adornos típicamente navideños. La mejor manera de hacerlo es reciclando los adornos utilizados en años anteriores y que seguro se encuentran en alguna caja recóndita del trastero.

Sin embargo, si este año te sientes más creativo, ¿qué te parece decorar con adornos de Navidad hechos con material reciclado? Tú mismo, junto a los más pequeños de la casa, podrás realizar adornos personalizados y apostar por el DIY, acrónimo de la frase “Do it yourself” o “Hazlo tú mismo”.

En Internet puedes encontrar infinidad de tutoriales para hacer tus propios adornos navideños ecológicos, mediante el reciclaje de cartón, papel u otros materiales que seguramente acabarán en la basura.

Por su parte, si eres de las personas que decoran con belenes en casa, deberías limitar el uso de musgo en la decoración navideña. Esto se debe a la gran problemática ambiental que implica su utilización en España y el resto del mundo.

¿Y la temperatura en Navidad?

ventilador y calefacción

El verano aprieta en el hemisferio sur del planeta en esta época y, para que no se dispare el gasto energético en Navidad al refrescar el hogar, es importante vigilar el uso de nuestros equipos de climatización.

La temperatura ideal para las estancias climatizadas en verano ronda los 25ºC y es más que suficiente para mantener un ambiente agradable. Si la celebración de la fiesta de Navidad puede hacerse al aire libre, por ejemplo, en el jardín con una buena carne a la parrilla, el éxito está asegurado.

Si, por el contrario, la Navidad se celebra en el hemisferio Norte, hay que recordar que la temperatura de confort en invierno es de aproximadamente 20ºC. Si la casa se va a quedar sola por algunos días lo mejor es dejarla a 15ºC aproximadamente, así le costará menos volver a una temperatura normal cuando se esté de regreso.

En caso de tener un grupo de gente numeroso en casa para celebrar las fiestas, se puede bajar hasta 3º el termostato, ya que el calor corporal de los presentes se encargará del resto.

Comidas, cenas y platos por lavar

amigas en Navidad

En estas fechas se desperdicia mucha comida, así que no está de más prestar un extra de atención para no gastar más de lo necesario en este rubro. Además, hay que recordar que los recursos del planeta son limitados.

Comprar y cocinar solo lo necesario que se va a consumir con la familia y los amigos requiere de un esfuerzo de análisis previo que, sin lugar a dudas, valdrá la pena. Planifica, organiza y gasta solo en lo que crees que consumirás con tus invitados.

Además de la planificación hay otros elementos a tomar en cuenta. Para descongelar alimentos, lo mejor es hacerlo en la nevera, ya que se aprovecha el frío que emana para conservar mejor el resto de alimentos de la nevera. Esto es importante en una época del año en la que se tienden a sobrecargar los refrigeradores.

Por último, para reducir el gasto energético en Navidad es indispensable cargar bien el lavavajillas con los objetos que hayas ensuciado y dejarle el trabajo sucio. De esta manera ahorrarás mucha más agua que si lavaras a mano.

La ilusión de la Navidad

Al final, lo importante en estas fechas es reunirse con la familia y los amigos, disfrutando en compañía y pasando un buen tiempo. Sin embargo, no podemos dejar a un lado nuestra responsabilidad con el planeta Tierra, motivo por el que aprender a reducir el gasto energético en Navidad está en nuestras manos.

Aplica los consejos mencionados anteriormente y el próximo año notarás los beneficios reflejados en tu bolsillo. ¿Sueles aplicar alguna de estas medidas para evitar el gasto energético en Navidad? Cuéntanos en los comentarios.

Si te interesa conocer aún más formas para reducir el gasto energético en Navidad, no te pierdas el artículo con 10 claves de la eficiencia energética en Navidad que hemos preparado para ti. ¡Descúbrelas y aplícalas en estas fechas!

Write A Comment

Guardar en Pinterest