Indicadores de desempeñoIndicador de desempeño

Un indicador de desempeño es una herramienta de evaluación y apoyo a la decisión, que permite medir una situación en un instante concreto o su tendencia a lo largo del tiempo. Debe ser cuantificable y objetivo, de manera que permita realizar un seguimiento o medición de las diferentes variables y la comparación entre indicadores. Por lo general, son parámetros medidos, ratios o modelos.

Los indicadores de desempeño se emplean en todos los ámbitos de la sociedad. Podemos encontrar indicadores financieros, energéticos, ambientales, poblacionales, etc. Son un instrumento útil y, en ocasiones, imprescindible para conocer la situación en un momento concreto.

Esta definición puede hacer que parezca que un indicador de desempeño es algo complejo, laborioso o poco útil, pero la realidad es bien distinta. Los indicadores los empleamos en nuestra vida cotidiana a diario. Imagina la siguiente situación:

Estamos en un supermercado, pensando que café comprar. No sabemos cual nos puede gustar más, así que decidimos ver cual nos conviene por su precio. Nos acercamos a las diversas etiquetas y leemos la cantidad 2 euros el quilo (€/kg) el café A y 1,5 €/kg el café B. Tras una rápida valoración escogemos el B, ya que nos llevamos la misma cantidad de producto.

Esta acción, es el ejemplo más común en la vida diaria sobre qué es un indicador de desempeño. El ratio €/kg, y cómo se utiliza, permite comparar y tomar la decisión que mejor se adapte a nuestra necesidades. 

Existen muchos otros, que no asociamos como indicadores de desempeño, pero que se emplean con gran asiduidad como, por ejemplo, la huella ecológica (hectáreas/habitante), los índices de natalidad (nacimientos/población total) o el índice de felicidad (modelo complejo que tiene en cuenta diferentes variables), entre otros.

Indicador de desempeño energético

Con la aparición de la norma ISO 50.001 sobre los Sistemas de Gestión de la Energía (SGE), los indicadores de desempeño energético son cada vez más utilizados por las empresas, ya tengan el SGE de la norma ISO 50.001 o cualquier otro sistema de gestión energético.

Los SGE, en general, deben establecer una serie de indicadores del desempeño energético para conseguir un correcto monitoreo y medición de los usos energéticos de la organización, es decir; permitir describir las tendencias observadas en los diferentes parámetros analizados en el sistema para evaluar las mejoras en su gestión del consumo de energía. Pueden ser indicadores, como se indicaba anteriormente, basados en parámetros medidos (kWh), en ratios (kWh/ cantidad de productos) o modelos más complejos.

Tenemos las herramientas para valorar la mejora del desempeño energético, ahora solo queda llevar a cabo las actuaciones necesarias para alcanzar nuestros objetivos.

Fuente: Norma ISO 50.001 / Flickr

Author

Escribe un comentario