Durante la investigación, se ha analizado el potencial de aprovechamiento de las olas a partir del análisis del clima marítimo de la zona. Se han utilizado 4 boyas y 16 nodos, en veinte puntos de las profundidades de la costa coruñesa, que han recogido datos de Langosteira, Vilán-Sigargas, Cabo Silleiro, Estaca de Bares y de la base de datos SIMAR-44. Las conclusiones resultantes son muy positivas. El estudio indica que en las zonas testadas se puede obtener una media de 40 kilovatios por metro de agua, consiguiendo más de 400 MW/hm al año. No obstante, este proyecto no ha dado los mismos resultados en otras zonas costeras. Según señalan los ingenieros promotores del estudio, las costas del Cantábrico o el Atlántico no son tan óptimas para producir energía de forma eficiente.

Pero, ¿cómo se obtiene energía de las olas? Existen diferentes mecanismos que aprovechan la fuerza de las olas para mover turbinas generadoras de electricidad, como, por ejemplo, el movimiento de boyas o el aire impulsado por las olas a través de columnas. En España el propósito de implantación de instalaciones undimotrices aún es incipiente, existiendo dos centrales piloto: en Santoña (Cantabria) y Mutriku (Guipúzcoa).

Fuentes: Elaboración propia / consumer.es / energelia.com / flickr.es

 

Author

Escribe un comentario