En México existen aproximadamente sesenta ingenios azucareros, por lo que la producción de azúcar representa una gran alternativa potencial para la generación de energía con la reutilización del bagazo de caña. En el Ingenio Azucarero San Rafael de Pucté en el estado mexicano de Quintana Roo se desarrolla un proyecto mediante el cual el Grupo Azucarero Beta San Miguel (BSM) generará su propia energía con el aprovechamiento de residuos orgánicos. El objetivo es utilizar el bagazo de la caña de azúcar como materia prima.

El proyecto titulado “Cogeneración de Energía Eléctrica Ingenio San Rafael de Pucté” ya ha sido aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y es la segunda autorización que entrega la Federación para la generación de energía en Quintana Roo aunque se espera que éste sea el primero en entrar en funcionamiento. El proyecto aprovecha la capacidad que tiene la biomasa para generar energía eléctrica de forma limpia, moderna y segura. En el ingenio se construirá una súper caldera en la zona donde anteriormente se tenía un tanque de almacén con combustible. Algunas actividades ya se han puesto en marcha y se esta preparando la infraestructura adecuada para que en los próximos meses comiencen formalmente operaciones.

La implementación del sistema de cogeneración de energía traerá diferentes ventajas para el sector y el medio ambiente:
•    El proyecto logra disminuir emisiones que causan efecto invernadero
•    Evita dependencia energética del sector
•    Es exitoso en el reciclaje y la disminución de residuos
•    Los contaminantes generados se presentan en medidas insignificantes
•    Evita incendios
•    Fomenta precios competitivos

La cantidad de cosecha de azúcar en el ingenio que se encuentra en una región de 23 mil 250 metros cuadrados permite que el desarrollo tenga un potencial importante. Está previsto que de la energía generada, el 70% será reutilizado en cuestiones operativas de la planta, mientras que el 30% restante será suministrado a la red eléctrica de la  Comisión Federal de Electricidad (CFE). Es un proyecto integral que busca atender el abastecimiento de energía eléctrica e impulsar a la industria para hacerla más competitiva a través de soluciones que favorezcan al medio ambiente.

La industria de la caña de azúcar en México es un sector muy relevante históricamente por su relevancia social y económica en el campo. Genera más de 2 millones de empleos de forma directa e indirecta y cuenta con una producción de más de 5 millones de toneladas por zafra. Esas cifras hablan del gran potencial del bagazo como recurso para la implementación de sistemas eficientes y sustentables. El proyecto de cogeneración de energía a través del bagazo de azúcar del Ingenio San Rafael de Pucté es un ejemplo para el resto de las azucareras de México y otros países. Un ejemplo más de proyectos cada vez más cerca de la llamada Economía Circular que aprovecha todos los recursos implicados en un sistema productivo.

Escribe un comentario