Consejos para ser más eco-amigable

Ser amigable con el ambiente es más que una moda pasajera, es un estilo de vida que todos pueden desarrollar aplicando una serie de consejos para mejorar sus prácticas diarias y con ello hacer un aporte hacia la preservación ambiental, mejorando también su calidad de vida.

En el Eco-mercado, un centro de compras sostenible, en San Pedro Montes de Oca, Costa Rica, nos dieron ideas de cómo hacerlo.

  1. Observe lo que viste: aunque usted no lo crea, la ropa también puede hacerse más sostenible. En Costa Rica se comercializan nuevas e innovadoras prendas hechas con fibra de bambú, que además de aprovechar un recurso que existe en gran cantidad, no emplea productos químicos y utiliza menos agua en su fabricación. Su beneficio es que se  reducen las alergias, protegen contra los rayos UVA, permiten la transpiración, regulan la temperatura y son antibacterianas.
  2. Ponga atención a lo que come: en la actualidad todos los productos pueden ser elaborados con prácticas que afiancen la sostenibilidad. En Costa Rica se fabrican bebidas energéticas naturales, que tienen la misma capacidad que una bebida hidratante para deportistas, pero que  son realizadas por pequeños empresarios que cuidan de su entorno utilizando solo productos naturales, como se hace también en la producción de otros alimentos como panes, cereales, galletas o barras proteínicas.
  3. Cuide los productos con los que limpia su hogar: existe una amplia gama de productos de limpieza amigables con el ambiente,empezando por el papel higiénico orgánico, los jabones y desinfectantes e incluso, bolsas de basura orgánicas. Las bolsas orgánicas cumplen la misma función que las tradicionales y tienen un tiempo de biodegradación mucho más corto.
  4. Ahorre energía en su hogar y su trabajo: si quiere aportar al cuidado del planeta, una de las formas más importantes es ahorrar energía. Para esto hay múltiples formas, una de las más sencillas es a través de la iluminación natural. Por ejemplo, en la fábrica de productos Eco-Clean trabajan artesanalmente, sin ningún tipo de electricidad en la fabricación y con luz natural para evitar el gasto innecesario y además reducir la factura de la luz. Su producción se hace así sostenible con el medio ambiente.

¿Qué te ha parecido el artículo «Consejos para ser más eco-amigable»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética