Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Bogotá tendrá este año sus buses eléctricos

Carolina Gonzalez Miranda

Las vías bogotanas por fin podrán sentirse modernas y sustentables, siguiendo la estela de las de grandes urbes como Londres, Los Ángeles, Shenzhen y Hong Kong: este mismo año comenzarán a rodar por ellas 260 buses eléctricos. Y lo harán como parte del sistema público. Además, para Colombia, la implementación del bus eléctrico es necesaria y digamos que casi obligatoria, puesto que un gran porcentaje de la energía se produce a través de centrales hidroeléctricas.

BYD Colombia Motors, Consorcio Express y Coobus son las empresas encargadas de desarrollar este nuevo proyecto y de dotar a Bogotá de su propia flota de autobuses eléctricos. Para comprobar la viabilidad de este tipo de vehículos como parte de las flotas que recorren las diferentes troncales de Transmilenio, sus creadores ensayarán con una unidad articulada de 18 metros. Ésta será sometida a pruebas de potencia, fuerza y seguridad, antes de fabricar los autobuses que finalmente circularán por la capital. Está previsto que los 260 vehículos eléctricos sean de los de 12 metros de largo, conocidos técnicamente como BYD eBUS-12.

Ventajas ecológicas y económicas

Se trata de una solución 'verde' para contribuir a paliar los problemas medioambientales de las ciudades. Este tipo de buses ayuda a reducir las emisiones de gases contaminantes, los ruidos (el ruido de un bus eléctrico es apenas el 25% de lo que produce un bus diesel), los costos de mantenimiento y el consumo de combustibles fósiles. Para hacernos una idea, se calcula que el costo de mantenimiento de un bus eléctrico es la quinta parte del de un vehículo similar diesel; y si el mantenimiento de un bus diesel se lleva a cabo cada 5.000 kilómetros, el de un autobús eléctrico se realiza cada 30.000. Además, el costo de la electricidad por cada 100 kilómetros de recorrido es la mitad que el de combustible de un vehículo diesel (el consumo promedio de un bus eléctrico es de 120kwh/100km). Y la vida útil de un bus eléctrico está estimada en 20 años, frente a los 12 años o menos de uno diesel.

Es decir, las ventajas ecológicas y económicas del autobús eléctrico son muchas, pero una de las principales es disminuir la emisión de gases con efecto invernadero. También es importante que las condiciones ambientales de transporte para los habitantes de la ciudad mejorarán y también lo hará su salud, puesto que se reducen las enfermedades asociadas a la contaminación por partículas (se calcula que la contaminación causa alrededor de 5.000 muertes al año en Bogotá).

Fuentes: Motorpasión / El Tiempo / El Nuevo Siglo / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Bogotá tendrá este año sus buses eléctricos»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018