El alto coste de las baterías, la falta de una red de puntos de recarga y la limitación de su autonomía han puesto freno a los vehículos 100% eléctricos. La búsqueda de nuevos coches que reduzcan las emisiones de CO2, la contaminación del aire y aseguren la diversidad energética nos lleva a corto y medio plazo a un nuevo vehículo ecológico cuya energía la suministra la pila de combustible de hidrógeno. Es el caso de los coches híbridos.

Proyección futura de los coches híbridos

Según el Global Automotive Executive Survey 2013 de KPMG, todo apunta a que los coches híbridos serán “el segmento con más potencial de incremento de las ventas de aquí a 2018”.

Coche híbrido de Toyota

Toyota, la marca puntera en tecnología híbrida de conducción, se muestra muy optimista ante la nueva era de vehículos ecológicos de esta década. Se ha demostrado que las prestaciones de los coches con pilas de hidrógeno superan a otros sistemas más maduros. Este sistema de generación de energía es totalmente limpio y promete convertirse en el motor de la conducción sostenible.

“En el futuro todos los coches de Toyota serán híbridos, manteniendo el motor eléctrico y cambiando el de combustión por una pila de hidrógeno”. Asegura Jacques Pieraerts, presidente de Toyota en España. De nuevo, la marca japonesa pone toda la carne en el asador y se anticipa al resto de fabricantes. Así lo hizo en 1997 con el lanzamiento del Prius, el primer vehículo híbrido producido en serie.

Escribe un comentario