Hacer barbacoas con amigos o con la familia es uno de los planes que más gusta a la gente. Por ello, es importante conocer el consumo de los distintos tipos de barbacoas que hay en el mercado y cuáles son las más ecológicas.

Hombre cocinando en una barbacoa

Barbacoas de gas

Este tipo de barbacoas funcionan con petróleo o gas natural, dos combustibles no renovables. Sus principales ventajas son que arrancan en apenas diez minutos, su combustión no deja residuos sólidos, la temperatura se controla fácilmente a través de unos mandos y no producen cenizas. A la hora de elegir una barbacoa de gas, hay modelos con gran eficiencia energética y con tanques de gas recargables.

Barbacoas de carbón

Esta opción es la menos ecológica. Las barbacoas de carbón emiten unas partículas que contaminan el aire y que además son perjudiciales para la salud. Sin embargo, son elegidas por muchos consumidores ya que aportan a la comida un sabor mucho más natural.

Fuego saliendo de una barbacoa

Un barbacoa de este tipo puede alcanzar los 300 grados de temperatura y permite cocinar grandes trozos de comida fácilmente. Eso sí, hay que saber distribuir muy bien el carbón para que caliente de manera uniforme. Sus desventajas son la lentitud de su encendido (puede llegar a tardar 45 minutos), la gran cantidad de humo que emiten y las llamaradas que se producen con la quema de las grasas de los alimentos.

Barbacoas eléctricas

De los tres tipos de barbacoas, las eléctricas son las más respetuosas con el medio ambiente. Sobre todo, si el origen de energía procede de una fuente renovable, como la energía solar. Para funcionar, no necesitan combustibles ni carbón, sólo una toma de corriente eléctrica. Basta con enchufarlas y dar a un botón para comenzar a calentar la comida.

Las barbacoas eléctricas no emiten malos olores, no contaminan el aire y son muy eficientes. La temperatura se regula fácilmente y se reparte de forma uniforme. Pueden usarse dentro y fuera de casa y se limpian cómodamente como ocurre con la Classics YR4.

¿Has elegido ya barbacoa?

Escribe un comentario