Trigema, el mayor fabricante de camisetas y ropa deportiva en Alemania, ha creado una colección de camisetas compostables bajo su filosofía Cradle-to-Cradle. Hechas totalmente de sustancias biodegradables, su producción utiliza un algodón procedente de Estados Unidos y Pakistán libre de pesticidas y residuos de fertilizantes, lo que favorece que personas con sensibilidades químicas o reacciones alérgicas puedan usar estas prendas ecológicas sin problema.

Las fibras de algodón de estas camisetas se tejen con hilo y parafina sin tratar, totalmente natural. En su producción, Trigema optimiza los recursos para minimizar el consumo de agua y energía. Además, la empresa utiliza blanqueantes totalmente respetuosos con el medio ambiente y tintes especialmente biodegradables. Con todos los materiales biodegradables, las camisetas nunca se convierten en residuos, sino que acaban siendo compostaje. Además, la producción es local y se hace de manera justa.

Con su iniciativa Cradle-to-Cradle, el objetivo de esta empresa afincada en Burladingen, al sur de Alemania, es no generar residuos y ayudar a preservar los valiosos recursos naturales para las generaciones futuras. Con esta forma de trabajar buscan reproducir el modelo de los sistemas naturales, y que, al igual que ocurre con las hojas que caen de los árboles en otoño, las camisetas vuelvan a ser parte de la tierra convertidas en nutrientes. Para llevar a cabo el reciclaje biológico de estas camisetas, Trigema colabora estrechamente con el instituto internacional del medio ambiente alemán EPEA. Y el resultado es todo un éxito.

 

Fuentes: Trigema

Escribe un comentario