A la hora de buscar un regalo para un niño, debemos plantearnos muchas cosas, entre ellas, su impacto ambiental. Para nuestro planeta, no es lo mismo adquirir un juguete fabricado de PVC que otro hecho de cartón reciclado o con tejidos de cultivo biológico. En Twenergy proponemos varios juguetes ecológicos para regalar estas navidades. Seguro que acertarás:

1. Juguetes de cartón

Un cohete, una casa de muñecas, una cabaña biodegradable o una libreta ecológica con trompa. Aunque parezca mentira, todos estos juguetes -y sus embalajes- están fabricados de cartón reciclado. Los ofrece la empresa alicantina Dcarton cuyo objetivo es reducir el nivel de contaminación y la huella ecológica de sus productos. Otro punto a favor de estos juguetes ecológicos es que los niños se lo pasan en grande montandolos y pintandolos a su gusto, lo que ayuda a fomentar su creatividad.

2. Peluches eco

Dentro del fantástico mundo de los peluches, hay muñecos cuyo proceso de producción se basa en valores sostenibles. Hablamos de los peluches ecológicos fabricados con materiales orgánicos como el lino y el algodón. No suelen llevar químicos, ni tintes artificiales ni fragancias. Puedes encontrar desde marionetas de lana natural como las de Regalos Ecology o simpáticas jirafas como las de la juguetería online deMartina.com de algodón orgánico.

3. Juguetes de madera ecológica

Otro regalo original para sorprender en estas fechas son los juguetes de madera. Construcciones, instrumentos, coches, animales de la selva, casas de muñecas… Hay una larga lista en el mercado. En Plan Toys, por ejemplo, encontramos una gran oferta de juguetes ecológicos fabricados con madera de árboles de caucho que ya no producen látex y cuyo endurecimiento de la madera se realiza de forma natural. Son productos 100% respetuosos con el medio ambiente. Incluso las pinturas con las que se decoran provienen de productos naturales como aceites y soja. Otro ventaja importante: los juguetes de madera ecológicos no necesitan baterías ni electricidad.

4. Recicla y crea tus propios juguetes

Sin duda, el mejor regalo para los niños no es siempre un juguete, sino el tiempo que compartimos con ellos. Y una buena forma de hacerlo es jugar juntos a fabricar regalos al mismo tiempo que reciclamos. Seguro que en casa tienes una lata vacía que te sirva para hacer un tambor, unas cajas de cartón para fabricar un tren, unos calcetines viejos para hacer peluches o unos rollos de cartón que puedas convertir en unos divertidos prismáticos. Hay un sinfín de posibilidades. Sólo hay que echarle imaginación y disfrutar con los más pequeños. Además de pasarlo en grande, los niños aprenderán valores como la conciencia ambiental y el consumo sostenible.

Fuentes: enfemenino.com | manualidades.cuidadoinfantil.net

 

Escribe un comentario