En colaboración con la organización Parley for the Oceans, Adidas ha creado unas zapatillas de deporte cuya parte superior está fabricada con los hilos y filamentos de las redes de pesca ilegal, retiradas del mar por la expedición Sea Shepherd Conservation Society, que llegó a recolectar en 110 días más de 72 kilómetros de redes. De hecho, el verde de las zapatillas es el original de este material. En la suela, la marca alemana ha utilizado otros tipos de residuos plásticos encontrados en el agua.

Estas nuevas zapatillas, que por ahora son un prototipo pero que esperan ponerse a la venta durante 2016, nos recuerdan cómo nuestros océanos se están convirtiendo en auténticos basureros. Cada año, 8 millones de toneladas de plásticos acaban en las aguas de nuestro planeta. La mayor parte de ellos se concentran en la conocida como la “isla de la basura”, en el Pacífico norte, una masa de 1.400.00 km² de residuos atrapados que ponen en serio peligro los ecosistemas y la vida marina. Según la WSPA (Sociedad Mundial Protectora de Animales), entre 57.000 y 135.000 ballenas quedan atrapadas cada año con los desechos marinos de plástico. Y no son las únicas: tortugas, peces y pájaros acaban muriendo por este grave problema ambiental causado por el ser humano.

No es la primera vez que la moda busca crear conciencia ambiental en la frenética sociedad de consumo en la que vivimos con creaciones como ésta. En 2014, tres jóvenes llevaron a cabo el proyecto “Everything you buy is rubbish” con el que fabricaron otro par de zapatillas hecho totalmente de envases de plástico recogidos en las playas del Reino Unido. Con todo, la solución a este grave problema ambiental es sencilla: dejar de utilizar nuestros mares y ríos como basureros.
 

Fuentes: Europa Press | Greenpeace | Everything you buy is rubbish 

Escribe un comentario