Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

El Parque Nacional Pre Delta, 2.500 hectáreas de tesoro natural

David Bollero

Con cerca de 2.500 hectáreas de tesoro natural y casi ya un cuarto de siglo desde su fundación, el Parque Nacional Pre Delta acoge en sus múltiples islas una biodiversidad extraordinaria, encabezados por el martín pescador.

Este espacio natural, situado en el delta superior del río Paraná, se ha convertido en uno de los referentes naturales de nuestro país. Su laberíntico archipiélago de pequeñas islas reúne una variedad de flora y fauna que disfrutan de clima húmedo y subtropical con una temperatura de unos 19 grados centígrados durante todo el año.

Todo el que así lo desee puede aventurarse en el turismo responsable y sustentable, disfrutando de estos parajes embarcándose bien en las excursiones fluviales que se organizan o en las caminatas guiadas. Así, caminando hacia el interior, es posible adentrarse en los bosques de espinillo, pajonales y varillales de duraznillo. Hasta tres ambientes diferenciados hay según su vegetación, desde la selva en galería las lagunas interiores y los albardones ribereños.

Este parque natural cuenta, además, con un área de acampe organizado, situado en el Paraje La Jaula, dotado con fogones, sanitarios y luz eléctrica, para poder disfrutar de la naturaleza en primera línea desde el único lugar del Parque al que se accede por tierra.

Las aves son las grandes protagonistas del Parque Nacional Pre Delta: al martín pescador se le suman los espineros rojizos, chajáes, patos, garzas, cigüeñas, gallaretas y cuervillos de cañada. No es la única fauna que habita este enclave, puesto que el gato montés y la comadreja colorada, junto a los carpinchos, coipos y dragones también enriquecen el ecosistema.

Asimismo, las excursiones fluviales, que se han reactivado hace poco tiempo porque hacía varios años que no se realizaban, nos desvelarán al lobito de río –especie amenaza-, a los dorados, los sábalos, los surubíes y el impresionante yacaré overo, una especie de cocodrilo que hasta hace poco tiempo se pensaba esta extinguida en las zonas del Delta. También hay lugar para la flora fluvial, con las gigantescas hojas circulares flotantes de los irupés o los camalotes y aguapey de inflorescencias violáceas.

Recién, además, la Intendencia de los Parques Nacionales Pre Delta e Islas de Santa Fe ha arrancado tareas con objeto de ampliar el sector de uso público del Parque Nacional Pre Delta, en la zona del Campo Sarmiento. Ya en 2009 se procedió a otro proyecto de ampliación, siempre de un modo responsable.

Tanto las autoridades gestoras del Parque Nacional Pre Delta como los propios vecinos de la región, siempre se han mostrado comprometidos con el desarrollo local como con la preservación de este patrimonio natural, lo que sin duda ha contribuido a que las más de 2.000 visitas semanales siga criterios de turismo sustentable.

Fuente: Noticias ambientales | Patrimonio natural | Argentina explora | Turismo.perfil

¿Qué te ha parecido el artículo «El Parque Nacional Pre Delta, 2.500 hectáreas de tesoro natural»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018