En un escenario donde el cambio climático es uno de los grandes retos ambientales de nuestro siglo, la eficiencia energética se presenta como una de las políticas más importantes a tener en cuenta, junto con el desarrollo de energías renovables y las políticas de transporte menos contaminantes.

En este día, cuyos orígenes se remontan a Austria en el año 1998, debemos plantearnos cuestiones como ¿de qué forma podemos alcanzar la eficiencia energética? La clave está en emplear menos recursos para obtener los mismos bienes sin que ello disminuya la calidad de vida de las personas. Y en ello tiene mucho que ver el reciclaje, el consumo inteligente, el uso de productos no contaminantes y las políticas que nos alejen del uso de combustibles fósiles. Además de ayudar al planeta, la eficiencia energética es un instrumento importantísimo para reactivar la economía de un país, ya que va acompañada de importantes ahorros económicos.

El cambio de mentalidad y de los hábitos energéticos es fundamental para conseguir una buena eficiencia energética, tanto a nivel industrial como a nivel del consumidor. Por ejemplo, el consumo energético de una vivienda se puede reducir a través del uso más controlado de los aparatos electrónicos, la elección de electrodomésticos más ecológicos y una iluminación más eficiente.

En sectores como el del transporte, el ahorro de combustible puede conseguirse a través de vehículos más sostenibles o con una conducción más eficiente. En la construcción, el mejor ejemplo para alcanzar la eficiencia energética son los edificios bioclimáticos que aprovechan la energía del entorno, etc. Y así en muchos otros sectores de nuestra economía.

En la actualidad, el artículo 4 de la Directiva 2006/32/CE sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos fija un objetivo mínimo orientativo de ahorro energético del 9% en 2016. Para conseguir dicha cifra, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en colaboración con el IDAE, ha elaborado el Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020. Otro instrumento con el que cuenta nuestro país para lograr este objetivo europeo es la Plataforma Tecnológica Española de Eficiencia Energética, donde los expertos trabajan en definir estrategias y nuevas soluciones que contribuyan a la reducción de la demanda energética.

Y tú ¿cómo vas a ayudar a mejorar la eficiencia energética el 5 de marzo?

Fuentes: IDAE
Author

Escribe un comentario