Pese a las necesidades de reducción de GEI, en 2011 se registró un incremento de un 10% de emisiones. En consecuencia, la compra de los derechos de emisión para poder cumplir con el protocolo de Kyoto ya ha supuesto un importe de 770 millones de euros para España.

¿Cuál es el plan del Gobierno para conseguir la reducción necesaria?

En el Congreso Nacional de Medioambiente (CONAMA), el pasado mes de noviembre, el MAGRAMA propuso una serie de acciones que pretenden reducir las emisiones del país.

– Creación de un registro oficial, al que se podrán incorporar las empresas que realicen el cálculo de su huella de carbono.

– Elaboración de un manual con la metodología del cálculo a disposición de las PYME.

– Apertura de otro registro de proyectos de compensación de emisiones a través de sumideros de carbono.

– Impulso de las relaciones entre ambos registros para que las empresas puedan compensar sus emisiones con los proyectos registrados.

Con estas acciones, el Ministerio defiende que cuándo las empresas calculen su huella de carbono, serán más conscientes de sus propias emisiones y conseguirán, por tanto, reducirlas. Además, cuantas más empresas calculen su huella más motivación tendrán para reducir la misma con respecto a las empresas de su competencia.

Compensación de emisiones en España

Otra novedad anunciada por el Ministerio es que la compensación de emisiones, hasta ahora realizada en países en desarrollo, se llevará a cabo en España mediante sumideros forestales.

Esto significa que se realizarán proyectos de reforestación dentro del país, de tal forma que estas nuevas zonas reforestadas actúen de pulmón para eliminar esas emisiones de GEI.

Este tipo de iniciativas de compensación ya han sido practicadas en algunas localidades españolas. ¿Se conseguirán mayores reducciones con esta suma de acciones propuestas por el Gobierno?

Fuentes: Twenergy MAGRAMA / Flickr

Escribe un comentario