La Ley 10/1998 de Residuos define qué son los residuos y habla también específicamente sobre los residuos peligrosos. Además, en Julio de 2011 esta normativa se actualizó con la «Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados«.

Características de los Residuos Peligrosos

La ley mencionada anteriormente define que el residuo peligroso es aquel que presenta una o varias características peligrosas. Estas, se encuentran enumeradas en el anexo III, así como los recipientes y envases que los hayan contenido.

En este anexo III se enumeran una serie de características de peligrosidad:

  • Explosivo
  • Comburente
  • Inflamable irritante
  • Nocivo
  • Tóxico
  • Corrosivo
  • Carcinogénico
  • Mutagénico
  • Tóxicos para la reproducción
  • Sensibilizante
  • Tóxico para el medio ambiente
  • Infeccioso
  • Sustancia que desprenda un gas tóxico en contacto con el agua, aire o ácido
  • Sustancia que después de su eliminación pueda dar lugar a otra sustancia con características que esté en esta lista.

Por ello, la gestión de residuos peligrosos requiere un etiquetado exhaustivo. Este etiquetado es imprescindible en cada recipiente antes de su recogida.

Productos con residuos peligrosos

Productores de Residuos Peligrosos

Es importante que los productores tengan claro qué sustancias se pueden mezclar entre sí. Para ello cada productor debe consultar las posibles incompatibilidades entre diferentes sustancias químicas en su ficha de seguridad.

Además, los productores de residuos peligrosos están obligados a elaborar y remitir a su Comunidad Autónoma un estudio de minimización, comprometiéndose a reducir la producción de sus residuos. Pueden quedar exentos de esta obligación los productores de residuos peligrosos que tengan una producción menor de una cantidad reglamentariamente establecida.

Gestión de estos residuos

Todos los productores y poseedores de estos residuos tienen la responsabilidad de realizar una adecuada gestión y eliminación según dice la normativa hasta el mismo momento de su entrega. También, pueden contratar a un ente externo que se encargue de su gestión, siempre que la entrega se acredite documentalmente y se realice cumpliendo los requisitos legalmente establecidos.

Estos residuos, como sabemos, pueden ser muy perjudiciales y es necesario tener un cuidado especial con ellos. Démosle la importancia que tienen.

Escribe un comentario

Guardar en Pinterest