Los nuevos proyectos tienen como base la eficiencia energética, el uso de energías alternativas, el manejo eficiente del agua, el desarrollo sostenible de los espacios libres y la selección de materiales reciclables. Ahora más que nunca, la construcción de las universidades, cajas de compensación, hoteles, industrias y grandes superficies apuestan por el desarrollo sustentable en diferentes ciudades del país, como Bogotá, Bucaramanga, Medellín, Girardota, Pereira, Guarne y Palmira.

Si bien estos proyectos requieren un costo inicial mayor que oscila entre el 8 y el 10%, una vez construidos, los gastos de operación son más baratos. El ahorro por consumo de energía alcanza entre el 50% y 80%, mientras que el ahorro en agua llega al 20%. Estas cifras amortizan el costo inicial del proyecto en menos de 15 años.

Ejemplos de proyectos sustentables en Colombia

El Cubo, el Centro empresarial y deportivo de Colsubsidio, ha sido el último en recibir la certificación Leed Oro por promover procesos inteligentes, saludables y rentables con el medio ambiente. Esta construcción dispone de un sistema para la reutilización del agua lluvia, las aguas grises y el retro lavado de los filtros de las piscinas. El edificio cuenta con iluminación natural y una fachada ventilada que permite grandes ahorros de energía. Para mantener la temperatura, toda la estructura está construida para que el aire fluya a través de unas rejas. No tiene aparatos de aire acondicionado ni calentadores. Otro aspecto importante es que la mayoría de materiales son reciclables. El piso, por ejemplo, está hecho a partir de plástico reciclado, al igual que la cancha de fútbol, fabricada con caucho reciclable.

Otros ejemplos construidos bajo criterios sustentables con certificación Leed Oro son el nuevo edificio de oficinas Incolmotos Yamaha, en Girardota – Antioquia, y la Sede del banco GNB Sudameris en Bogotá. Ésta última ha conseguido ahorros del 32,1% en consumo de energía y un 59% en agua potable gracias a la instalación de aparatos sanitarios de alta eficiencia y un sistema de recolección y manejo eficiente de agua de lluvias. El 99% de los residuos generados en la construcción fueron incorporados en procesos de reciclaje y nivelación topográfica. Además, 98% de los espacios cuentan con luz natural y acceso a vistas al exterior. Para la iluminación artificial, el edificio funciona con un sistema de sensores de ocupación y programación por horarios para regular la luz a demanda de los usuarios.

Por último, los módulos A y B del ecosistema de negocios Connecta destacan por su cubierta verde cuya función es aislar térmicamente el interior del edificio. Esta cubierta retiene además las aguas lluvias para reutilizarlas en los sanitarios y ayuda a recuperar la biodiversidad, al convertirse en hábitat de diferentes especies de animales. Esto le permite un ahorro anual en sus zonas comunales de 46% de agua y 12% de energía eléctrica.

Author

Escribe un comentario